Los Oculus Rift ya no son más un prototipo

La empresa develó el modelo que se pondrá a la venta en el primer trimestre de 2016
Oculus VR lanzará al mercado sus gafas de realidad virtual Oculus Rift el primer trimestre del año que viene, según anunció la compañía que desveló su modelo de venta al público que funcionará inicialmente con un mando de Xbox One y contará con una oferta mínima de ocho juegos.

La empresa mostró además su proyecto Oculus Touch de controladores propios cuyos prototipos en desarrollo ha bautizado Half Moon y ha diseñado específicamente para que el usuario interactúe con objetos y personas en un espacio de realidad virtual.

"Con Oculus Rift hemos podido cumplir el sueño de la realidad virtual", aseguró el director ejecutivo de la compañía, Brendan Iribe, en su presentación en San Francisco, en la que se aventuró a pronosticar que la llegada de esta tecnología supondrá "un cambio de paradigma" en el mundo del videojuego.

"Por primera vez estaremos dentro del juego. Te podrás teletransportar a un nuevo mundo", indicó el gerente de Oculus VR que insistió en que con ese sistema habrá que "convencer al cerebro" de que la experiencia que se está viviendo "no es real".

Oculus Rift, que recuerda a unas gafas de esquiador, se pone "como una gorra de béisbol", dijo Iribe, y está equipado con dos pantallas OLED ajustables, incluye auriculares (aunque se pueden usar otros) así como un dispositivo externo para detectar movimientos.

Este sistema, que se puede usar sobre unas gafas de toda la vida, se venderá con un mando de la consola Xbox One de Microsoft como parte de un acuerdo de colaboración entre ambas compañías que confirma la predilección de Oculus VR por el ecosistema Windows.

"Incluir un mando era crítico", aseguró Iribe al describir las necesidades de Oculus Rift.

El responsable de la división de Xbox, Phil Spencer, habló brevemente de la compatibilidad de Rift con Windows y explicó que será posible disfrutar de contenidos de Xbox en esas gafas, como ya ocurre en ordenadores y dispositivos móviles con ese sistema operativo.

La asociación de Microsoft y Oculus VR añade aún más interés a la feria E3, la cita sectorial del mundo del videojuego más importante del año que tendrá lugar en Los Ángeles la próxima semana.

Microsoft cuenta con una tecnología propia de gafas de realidad aumentada, las Hololens, pero hasta ahora su rival Sony parecía llevar la delantera en realidad virtual con su sistema Project Morpheus que ya se espera para 2016 y será una de las piezas clave de su participación en E3 este año.

Es de prever que Oculus Rift tenga protagonismo en el evento de Microsoft del lunes en E3.

Oculus VR dedicó gran parte de su presentación a los contenidos, el principal problema con el que se encuentran todos los hardware nuevos para lograr atraer usuarios, y anunció que invertirá 10 millones de dólares para "acelerar" el desarrollo de juegos para esta plataforma.

La empresa dio a conocer ocho títulos para Oculus Rift, ninguno producido por los grandes fabricantes del sector, que van desde el simulador de naves espaciales "Eve Valkyrie" hasta la aventura en tercera persona por la Antártida "Edge of Nowhere".

En esta colección que estará disponible para el lanzamiento de las gafas en 2016 está un juego de deportes, "VR Sports Challenge", uno de disparos en primera persona, "Damaged Core", y otros títulos como "Chronos", "Esper", "Lucky's Tale" y "AirMech VR".

El software de Oculus Rift constará con un menú de inicio con acceso a una librería de juegos y un apartado para interactuar con amigos en esa plataforma sin necesidad de quitarse el dispositivo, cuyos creadores reiteraron que es ergonómico y ligero.

El fundador de Oculus VR, Palmer Luckey, dedicó los últimos minutos del evento a Oculus Touch, un producto en el que ha estado trabajando la empresa en secreto y que pretende facilitar el uso de los gestos de las manos en un contexto de realidad virtual.

Se trata de un par de mandos que parecen "joysticks" inalámbricos equipados con varios botones y sensores para detectar la posición y los movimientos del aparato en el entorno.

"Son unas manos virtuales", comentó Luckey que explicó que permitirán hacer gestos en un contexto de realidad virtual e interactuar con objetos para, por ejemplo, coger un arma en un videojuego.

Luckey no realizó demostración alguna con los prototipos pero los asistentes a la feria E3 sí podrán tener la oportunidad de usarlos junto con un software de pruebas llamado Toybox.

Oculus VR echó a andar en 2012 como un proyecto en la plataforma de financiación colectiva Kickstarter donde recaudó 2,4 millones de dólares y fue comprado por Facebook en 2014 por 2.000 millones de dólares.

Oculus



Fuente: EFE