Los móviles hacen cuack

El juego de "Duck Dynasty" combina lo divertido del reality show con adictivos desafíos y avatares personalizables (con largas barbas, por supuesto)
Pasaron casi 30 años desde que fue lanzado el juego de cacería de patos Duck Hunt para la consola Family de Nintendo. Aquellos que tienen una edad en el entorno del título ya estarán sintiendo la nostalgia del entrañable juego de 8 bits, con sus rounds y perro sabueso que capturaba las aves caídas (o se burlaba de la mala puntería del usuario).

Todo ese tiempo tuvo que transcurrir para que un juego se planteara con seriedad el objetivo de superar a los reyes históricos de la cacería de patos digital. Ese competidor es Duck Dynasty: Battle of the Beards, el juego oficial del popular reality show del canal A&E Duck Dynasty.

El juego, solo disponible en la App Store para dispositivos con iOS 7, fue estrenado en Estados Unidos junto con el final de la cuarta temporada de la serie, pero en América Latina llega para el momento inverso, es decir, su inicio, que será el domingo 10. La premiere en el país del norte alcanzó los 11,8 millones de espectadores, récord en audiencia para un programa de cable de no ficción.

Battle of the Beards combina lo divertido del programa protagonizado por la excéntrica familia Robertson con lo adictivo de las aplicaciones llenas de minijuegos y avatares personalizables.

Al empezar el juego, el usuario es un yuppie de la ciudad, afeitado y prolijamente peinado, que viste traje. A medida que va juntando puntos pasando los distintos desafíos, la barba y el pelo comienzan a crecer y aparecen los gorros y vinchas propia de los campesinos redneck.

Los minijuegos, que por ahora son 15, incluyen algunos de los momentos más “memorables” de la serie, como cazar patos, comer chiles y hacer explotar diques de castores. Son desafíos basados en la física, breves y repetitivos, que resultan fáciles en un principio, pero que requieren de mucha habilidad con los dedos cuando se intenta superar el puntaje inicial para conseguir mejores prendas y mayor barba para el avatar.

Tanto en la jugabilidad como en la ética, Battle of the Beards se parece a Dumb Ways to Die, donde en vez de bromear con la caza de animales, lo hacen con las formas más tontas de morir, como lo indica su nombre.

Por eso, Battle of the Beards es apto solo para los fanáticos del programa protagonizado por esta familia pueblerina de Louisiana, moderna y a la vez fiel a sus raíces, que opera una millonaria empresa basada en silbatos llamadores de patos. Ahora, los Robertson llaman a sus fans desde los dispositivos Apple.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios