Los mellizos de la familia Galaxy

Samsung presentó a los hermanos S6 y S6 Edge, esbeltos, curvilíneos, potentes y modernos, nacidos para recuperar la gloria robada por Apple


"Son los smartphones más avanzados del mundo", aseguró JK Shin, CEO de Samsung, al presentar el nuevo buque insignia de la empresa: los elegantes Galaxy S6 y S6 Edge, completamente rediseñados. A simple vista parecen ser los mejores teléfonos que ha diseñado la empresa y los mejores de los que cuentan con el sistema operativo Android.

Samsung debía ponerse el listón demasiado alto. El Galaxy S5 se consideró un paso en falso: su diseño descuidado no atrapó la atención de los consumidores y las ganancias de la empresa cayeron dramáticamente durante 2014 a favor de Apple y su iPhone 6 y los rivales chinos (en particular, de Xiaomi). Además, el S5 de 2014 fue casi idéntico al S4 de 2013. Pero los hermanos S6 y S6 Edge son significativamente diferentes a los otros miembros de la familia Galaxy.

Curvilíneo


Una de las estrellas del evento Unpacked 2015, celebrado en la inauguración del Congreso Mundial de Dispositivos Móviles, fue la pantalla curva del Galaxy S6 Edge, que sobresale de los bordes derecho e izquierdo del teléfono (apta para zurdos y diestros), un lado más que en el Galaxy Note Edge.
Tiene una increíble experiencia visual, un agarre cómodo y, sobre todo, tus amigos pensarán que es muy cool", dijo Younghee Lee, vicepresidente de Samsung durante Unpacked 2015

Pero además de verse “cool”, como dijo Younghee Lee, vicepresidenta de Samsung, ¿qué le ofrece al usuario? Algunas ventajas funcionales, entre ellas, chequear notificaciones con solo deslizar el dedo por la curva sin tener que desbloquear completamente el teléfono. También permite configurar hasta cinco contactos como favoritos y asignarle a cada uno un color específico. Si alguno de ellos llama y el celular está boca abajo, el borde curvo se ilumina y el usuario no tendrá que mirar su teléfono para saber si no es mejor ignorar esa llamada. Las curvas, además, permiten un mejor agarre del teléfono. Y, por supuesto, que Lee tiene razón.

[caption id="attachment_80551" align="aligncenter" width="552" caption="Samsung"][/caption]

"Diseño con propósito", definió Lee. Con excepción de la curva, el S6 y el S6 Edge son el mismo teléfono. Y el jefe de diseño añadió que no se reparó en gastos. Combinan un marco metálico (que mejora el aspecto de alta gama de los teléfonos) con una protección trasera y delantera de Gorilla Glass 4 para soportar caídas y rayones. Solo pesan 138 gramos. Su grosor es de 6,8 milímetros (el iPhone tiene 6,9), su altura es de 143,4 milímetros y su ancho es de 70,5 milímetros. El S6 estará disponible en negro zafiro, blanco perlado, dorado y azul topacio; mientras que el S6 Edge podrá adquirirse en blanco, negro, dorado y un precioso verde esmeralda.
El metal no es una de las cosas que se doblan", apuntó Lee

“El metal no es una de las cosas que se doblan”, apuntó Lee en uno de los golpes bajos que tiró Samsung contra Apple durante Unpacked 2015. Se anunció que la aleación de aluminio del nuevo Galaxy es el doble de fuerte que cualquier otro utilizado por otros smartphones en clara alusión al Bend-gate, la polémica surgida por el defecto de doblarse del iPhone 6.

De punta


El resto de lo anunciado corresponde a última tecnología. Una pantalla con una resolución de 2560 x 1440 píxeles, SuperAMOLED y una densidad de 577 ppp; es una cantidad hasta 77% superior a la de cualquier modelo anterior. Un procesador Exynos 7 de 14 nm y ocho núcleos que promete mayor rendimiento y menos calor, acompañado de 3GB de memoria RAM y una memoria interna de 32, 64 o 128 GB. No se podrá cambiar la batería (la ventaja de esto es que se trata de una batería más grande y más duradera), pero incluye carga inalámbrica (se deja sobre una almohadilla de inducción) y de alta velocidad. Tan rápida –se presentó– que con 10 minutos de carga, el nuevo Galaxy es capaz de proporcionar hasta cuatro horas de uso. Y de nuevo se nombró a la competencia: se dijo que carga el 100% en la mitad de tiempo que el iPhone 6.

Además, un nuevo sensor de huellas dactilares en el botón de inicio, un monitor de frecuencia cardiaca y un altavoz que es 1,5 veces más fuerte que el S5 y son compatibles con las gafas de realidad virtual Gear VR (una función que no tiene el iPhone). Lo que falta es una ranura para tarjeta microSD y la resistencia al agua que tenía el modelo anterior.
Es el esfuerzo más grande de la historia de la compañía", señaló JK Shin, CEO de Samsung

Y los hermanos Galaxy también tienen una buena cámara. El desafío era superar al iPhone y Samsung podría haberlo logrado en esta oportunidad. Ambos modelos vienen con una cámara posterior de 16 megapíxeles con estabilizador óptico incorporado para evitar fotos temblorosas. “No necesitan Photoshop”, se bromeó. Se mostró la misma imagen tomada con un iPhone 6 y un S6 para ostentar las nuevas prestaciones. Hasta ahora, solo el iPhone 6 poseía estabilizador óptico que funciona con el software. La cámara delantera es de 5 megapíxeles para selfis de amplio ángulo y recoge hasta un 60% más de luz que otros teléfonos.


El Galaxy S6 Edge tendrá un precio más alto que el estándar S6, aunque todavía no se han revelado los precios, pero se adelantó que estarán disponibles a partir del 10 de abril.

JK Shin afirmó que el nuevo producto responde a una filosofía simple: innovación. Samsung ha reaccionado.

Acerca del autor

Comentarios