Los límites quebrantados de la Tierra

Según investigadores, hay nueve márgenes que la humanidad debe evitar traspasar para garantizar su supervivencia. Hoy, cuatro de ellos han sido violados, por ejemplo, la cantidad de especies extinguidas
A la velocidad en que las cosas evolucionan, la Tierra en las décadas próximas puede dejar de ser un “espacio operacional seguro” para los humanos. Esa es la conclusión de un estudio publicado en la revista Science por 18 investigadores que intentan calibrar los puntos de quiebre en el mundo natural.

El estudio sostiene que ya se han cruzado cuatro “límites planetarios”. Esos son las tasas de extinción, la deforestación, el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera y el flujo de nitrógeno y fósforo (utilizado en la tierra como fertilizantes) hacia los océanos.

“Lo que la ciencia ha demostrado es que las actividades humanas (crecimiento económico, tecnología, consumismo) están desestabilizando el ambiente global”, dijo Will Steffen, principal autor del estudio y profesor adjunto de la Universidad Nacional de Australia.

Estos no son problemas futuros, sino que se trata de temas urgentes, según Steffen, quien dijo que la explosión económica desde 1950 y la economía globalizada han acelerado la transgresión de los límites. Nadie sabe exactamente cuándo se tocará fondo, pero el científico dijo que la desestabilización del “sistema de la Tierra” podría suceder de acá a un siglo.

El modelo de estudio


Los investigadores se centraron en los nueve límites planetarios que se habían mencionado previamente en un estudio de 2009. Estos límites ponen fronteras teóricas a los cambios en el ambiente e incluyen el deterioro del ozono, el uso del agua fresca, la acidificación del océano, la contaminación de la atmósfera por aerosoles y la introducción de químicos y organismos modificados.

Detrás de cada límite planetario hay una “zona de incertidumbre”. La misma ofrece a los que toman decisiones un poco de amortiguación para que puedan hacer algo antes de que sea muy tarde para hacer una diferencia.

Más allá de esta zona de incertidumbre, está lo desconocido, una serie de condiciones planetarias no familiares.

“El límite no es como un borde de acantilado”, dijo Ray Pierrehumbert, un experto en sistemas de la Tierra en la Universidad de Chicago. “Son un poco más como advertencias de peligro, como el medidor de temperatura de tu auto”, agregó.

Los científicos dicen que no hay certezas de que una catástrofe siga a la transgresión de estos límites. Mejor dicho, los científicos citan el principio de precaución: se sabe que la civilización humana se ha alzado y florecido en los últimos 10 mil años, una época conocida como el Holoceno, bajo condiciones ambientales relativamente estables.

Nadie sabe con certeza qué sucederá específicamente con la civilización si las condiciones planetarias cambian. Pero los autores del estudio de Science describen que “posiblemente sea mucho menos hospitalario al desarrollo de las sociedades humanas”.

Los autores aclaran que su objetivo no es ofrecer soluciones, sino que es simplemente dar información. Es como un boletín de calificaciones, explotando datos nuevos de los últimos cinco años.

Hay hoy más de 7.000 millones de personas, utilizando una cantidad creciente de recursos, haciendo granjas de bosques, potenciando los gases del efecto invernadero y llevando a su especie a la extinción. Muchos especialistas han llamado a esta nueva era geológica la era humana, también bautizada como Antropoceno.

“Las tendencias apuntan al desarrollo de más y más tecnología para que seamos más y más dependientes de nuestro sistema tecnológico para vivir fuera de estos límites”, dijo Pierrehumbert. A lo que agregó: “Se vuelve más y más probable la vida en una nave espacial que la vida en la Tierra.

Acerca del autor

Comentarios