Los juguetes cobran vida

Crece la tendencia de los muñecos que se conectan a videojuegos tanto en las consolas como en dispositivos móviles
Todo niño ha soñado alguna vez con que sus juguetes cobren vida. De hecho, esa es la idea que llevó a John Lasseter a guionar y dirigir la película animada Toy Story (y a Tom Hanks a aceptar ser la voz del personaje protagónico, Woody). Ahora ese sueño al menos puede hacerse realidad en el mundo virtual gracias a una nueva tendencia: muñecos que interactúan con videojuegos.

El precursor de esta tendencia fue la desarrolladora de videojuegos estadounidense Activision con su saga Skylanders. Desde 2011, la compañía independiente viene lanzando diferentes versiones de este título en el que unas criaturas mágicas luchan por defender su mundo del mal. Cada uno de estos personajes es un muñeco que, al colocarlo en una base, se comunican con la videoconsola.

La combinación entre realidad y virtualidad demostró ser un éxito. Skylanders lleva ganados dos premios BAFTA y, a principios de este año, Activision anunció que la franquicia superó los US$ 2.000 millones de ventas en el mundo, una cifra que solo Wii Fit de Nintendo alcanzó más rápido.

Ante tanta popularidad, la competencia comenzó a surgir. En agosto del año pasado Angry Birds y Pokémon sacaron a la venta sus propias versiones de estos muñecos con vida digital. Sin embargo, el competidor más fuerte llegó ese mismo mes, cuando Disney lanzó Infinity.

Infinity usa juguetes que, al apoyarlos en una plataforma, cobran vida en las consolas. “Como dicen, es la mejor manera de halagar”, opinó Eric Hirschberg, CEO de Activision, sobre las similitudes entre ambos títulos.

Gracias a sus más de 90 años de prestigiosa trayectoria, Disney volcó a Infinity sus personajes más taquilleros para ponerse a tiro rápido con la moda. El año pasado, este juego llegó al puesto número 10 en ventas en jugueterías de Estados Unidos. La última versión de Skylanders, Swap Force, quedó en el puesto 13o.

Este mes Nintendo y Lego, dos pesos pesados de los juegos, anunciaron que se unirán a la tendencia interactiva.

Los beneficios del modelo


Además de ser una innovadora forma de jugar, este modelo de juguetes unidos a videojuegos presenta dos grandes ventajas para las empresas.

La primera es la disminución de la piratería. Si bien uno puede encontrar en internet distintos códigos para destrabar las funciones de los llamados telepods de Angry Birds, por ejemplo, la gracia no pasa solo por teletransportarlos a smartphones y tabletas. Uno puede usar los pájaros enojados para atacar a los cerdos creando estructuras cual jenga y tratando de tirarlas abajo. Es que dichos juguetes incentivan a divertirse con los muñecos en sí y potencian el espíritu de colección.

Esto deriva en la segunda ventaja: son una fuente de ingresos doble. Además de invertir en los muñecos, los (padres de los) usuarios también gastan en el videojuego y en funciones extra dentro de él.

Por eso, más vale ahorrar dinero y espacio en los estantes, porque esta tendencia no hará más que crecer.

 


Seis muñecos interactivos


 


Skylanders

El juego Skylanders es pionero de esta tendencia. Desde 2011 publicó tres títulos con sus respectivos juguetes, los cuales se conectan al PlayStation 3 o 4, Xbox 360 o One, y Wii, Wii U o Nintendo 360, según la versión. Las figuras almacenan el progreso y actualizaciones virtuales, por lo que uno puede llevarse el juguete a la casa de un amigo y conservar la información. Para octubre está anunciado Skylanders: Trap Team, cuya precompra vale US$ 75 e incluye el videojuego, la base o “portal”, dos muñecos, dos armas, dos páginas de pegotines con códigos y dos cartas para cambiar.

 

Disney Infinity

Además de incluir conocidos personajes de Disney, como Rayo McQueen (Cars) y Elsa (Frozen), Infinity es el juego del género que más potencia la creatividad en su jugabilidad. Está disponible para PlayStation 3, Xbox 360, Wii, Wii U y Nintendo 3DS desde US$ 40, lo que incluye el videojuego, la base y tres muñecos, Sulley, Jack Sparrow y Míster Increíble. En abril, Disney anunció una nueva versión con los superhéroes de Marvel a lanzarse en setiembre.

 

Angry Birds

Los telepods son pequeños muñecos disponibles para Angry Birds Go! y Angry Birds Star Wars II. Los juguetes se colocan sobre una base que es escaneada por la cámara de los móviles con iOS, Android o Windows Phone, para así ser transportados a las apps correspondientes. La compañía incentiva el juego con los muñecos vendiendo construcciones para hacer catapultas y edificaciones, y apostando al bajo precio (un telepod con su base puede valer menos de US$ 4). En setiembre saldrá un nueva título de esta modalidad: Angry Birds Stella.

 

Pokémon Rumble U

En Pokémon Rumble U, exclusivo para la consola Wii U, los muñecos son opcionales. No obstante, el videojuego es mediocre sin las funciones extra que brindan las pequeñas figuras. El título en sí cuesta US$ 18 y cada juguete US$ 4, los cuales se venden en modo “ciego”, es decir, sin saber cuál personaje se está llevando.

 

Nintendo amiibos

También en exclusiva para Wii U, Nintendo lanzará a fin de año los amiibos, muñecos que se conectarán con el juego Mario Smash Brothers. Si bien se desconoce cuánto costarán, los amiibos mejorarán el poder de ataque y defensa virtual de los personajes e incluso incorporar nuevas.

 

Lego Fusion

Esta semana, Lego anunció que en agosto lanzará Lego Fusion, una caja de US$ 35 con 200 ladrillos y una plataforma especial. Las construcciones que se creen allí arriba podrán ser fotografiadas con un smartphone o tableta con iOS o Android y la creación será importada a distintas aplicaciones donde cobrarán vida en juegos de descarga gratuita. Estos permiten desde decorar un hogar hasta divertirse al estilo Sim City.




Comentarios