Los Juegos Olímpicos tecnológicos

La próxima edición a realizarse en Tokio incluirá varias tecnologías novedosas

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro finalizaron el domingo pasado con un excelente nivel de los atletas y los organizadores. También fue el evento olímpico donde se consolidaron algunas tecnologías que surgieron en los últimos años como el streaming y las definiciones de alta resolución. Sin embargo, se espera que la verdadera explosión suceda en la próxima edición.

Tokio 2020 desplegará un conjunto de tecnologías que aún no se utilizan y que llevará la cita en la capital de Japón a la cúspide de los eventos olímpicos. De los grandes avances que pueden llegar a suceder en estos cuatro años venideros, estas son cinco tecnologías que estarán presentes en los próximos Juegos Olímpicos.

Autos autónomos

Lo que hoy en día es un aglomerado de proyectos, probablemente para el 2020 sea una realidad. Ford anunció su primer coche autónomo comercializable para 2021 mientras que Tesla ya hizo varias pruebas y hoy en día se encuentra disponible en Pittsburgh, Estados Unidos.

Juicios seguros

Fujitsu está desarrollando un sistema de escaneado láser con el que los jueces podrán evaluar la performance de los deportistas a la perfección a partir de imágenes 3D. La calidad del proyecto no dará lugar a las dudas.

Retransmisiones

Mientras la resolución 2K es la mejor que se encuentra disponible en el mercado abierto, hoy en día se trabaja en 4K pero para Tokio 2020 la calidad será del doble. Así lo supone la pantalla que se instaló durante este último evento olímpico en el distrito de Aryake, cuya resolución era de 8K.

Robots asistentes

Para Tokio 2020 se espera que existan robots y hologramas que guiarán a las personas en las calles o las ayudarán en distintos servicios como llamar un taxi o ser traductores.

Apertura estrellada

Uno de los planes de los próximos organizadores es que en la noche del evento caigan miles de estrellas fugaces. Para ello, crearán un satélite artificial que, una vez que alcance cierta altura, explotará y dará lugar a la caída de los astros.