Los intrépidos pobladores de la Era del Hielo

En los Andes de Perú, vivían en casas rudimentarias, resistiendo un clima glacial y poco oxígeno, entre otras adversidades
En un paisaje desolado en las alturas de los Andes del sur de Perú, grupos de intrépidos pobladores de la Era del Hielo se resguardaban en casas rudimentarias y resistían un clima glacial, poco oxígeno y otras adversidades.

Científicos describieron los asentamientos conocidos más altos del mundo de la Era del Hielo como dos sitios arqueológicos a unos 4,5 kilómetros sobre el nivel del mar y unos 12.000 años de antigüedad, con refugios en la roca, herramientas de piedra, huesos de animales, restos de comida y arte primitivo.

"Lo que esto nos dice es que los cazadores y recolectores eran capaces de colonizar un ambiente muy extremo, la altitud de los Andes, a pesar de los cambios a fines de la Era del Hielo", dijo el arqueólogo Kurt Rademaker de la Universidad de Tübingen de Alemania, que lideró el estudio publicado la revista Science.

"Y ellos hicieron eso satisfactoriamente. Con esto vemos que la fecha de la primera llegada de los humanos a este tipo de altura fue anterior" a lo que se pensaba, agregó.

Los sitios en la zona andina conocida como cuenca de Pucuncho fueron ocupados por un número pequeño de personas, probablemente sólo unas decenas.

"Los grupos de cazadores y recolectores son pequeños y no muchos podrían entrar en los refugios de piedra, quizá solo unas pocas familias", dijo el arqueólogo Dan Sandweiss, otro de los investigadores de la Universidad de Maine.

Los investigadores dijeron que el lugar muestra que un asentamiento se desarrollaba casi un milenio antes de lo previamente conocido.

¿Por qué vivir en un lugar así?


"Observamos los retos y pensamos: '¿Por qué harían eso cuando podías vivir en otro lugar?'", dijo Rademaker. "Cualquiera sea la razón, ellos inicialmente fueron hasta allí y hubo razones para quedarse a pesar de los retos", agregó.

En esa altitud, las temperaturas promediaban los 3 grados centígrados, la radiación solar era alta y el oxígeno escaso.

Pero también tenían animales como la vicuña y el guanaco (parientes de la llama) y la taruca o venado andino para cazar, el refugio de piedra, pequeños arroyos, pantanos y humedales, y piedras como la obsidiana para fabricar herramientas.

Las herramientas incluyen puntas de lanzas, raspadores para trabajar la piel de los animales e implementos para cortar o matar animales. "Muchas de las herramientas de piedra parecen que fueron hechas para cazar y descarnar a los animales", dijo Rademaker.
Cualquiera sea la razón, ellos inicialmente fueron hasta allí y hubo razones para quedarse a pesar de los retos", dijo el arqueólogo Kurt Rademaker 

El techo de los refugios naturales de piedra estaba oscurecido con el hollín del fuego. Los investigadores encontraron muchos huesos de animales así como tubérculos almidonados que aparentemente fueron recolectados de zonas de menor altura.

Se encontró también arte en las paredes de los refugios como pictografía ocre rojiza de animales y algunas secciones de la pared pintadas enteramente de rojo.

Un sitio al aire libre llamado Pucuncho a 4.355 metros sobre el nivel del mar produjo cientos de herramientas. El refugio de piedra Cuncaicha incluía dos nichos y probablemente sirvió como un campamento base a 4.480 metros.

Algunos expertos piensan que las personas necesitan adquirir la adaptación genética por varios miles de años para resistir tales altitudes. Pero el hecho de que estos pobladores colonizaron los sitios apenas 2.000 años después que los primeros humanos entraron a Sudamérica podría sugerir otra cosa. "Tendremos que reexaminar esa idea", dijo Rademaker.

Populares de la sección

Comentarios