Los glaciares de Bolivia se encuentran en peligro

Entre 1986 y 2014 redujeron su superficie un 43%

Según un estudio que se publicó en The Cryosphere, la revista de la Unión Europea de Geólogos, los glaciares bolivianos pasaron de ocupar 530 kilómetros cuadrados en 1986 a tan solo 300 en 2014, lo que representa una disminución de un 43%. Además, los resultados arrojaron que, si continúan subiendo las temperaturas, la reducción será aún mayor.

Respecto a los resultados, el coordinador de la investigación, Simon Cook, sostuvo que "el retroceso deja tras de sí lagunas que pueden desbordarse llevándose por delante pueblos e infraestructuras situados aguas abajo".

Por otra parte, las inundaciones no son el único problema al que se enfrentan los pueblos que se encuentran cerca de los glaciares. Si el deshielo continúa, la región corre el riesgo de perder el suministro de agua del cual dependen así como el abastecimiento hidroeléctrico. Tales daños no solo afectarían los pueblos de la zona sino que podría generar problemas en ciudades importantes como La Paz.

Los resultados, que demuestran posibles catástrofes, son de gran importancia porque darán lugar a investigaciones que puedan solucionar el problema. "Lo novedoso de nuestro estudio es que hemos investigado la situación desde una perspectiva amplia y hemos identificado, por primera vez, las lagunas que posiblemente puedan ser peligrosas", agregó Cook.