Los genes que comparten indios y australianos

Un flujo migratorio procedente de la India llegó a Australia unos 4.000 años antes que los primeros europeos. Allí se mezcló de forma directa con la población aborigen local, contrario a lo que se creía hasta ahora
Hace unos 4.000 años, inmigrantes indios colonizaron Australia, mezclándose con las poblaciones aborígenes, reveló un estudio del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva divulgado este lunes.

La investigación, dirigida por la científica alemana Irina Pugach en el instituto con sede en Leipzig, Alemania, señala que existe "un flujo genético sustancial" entre australianos e indios, que alcanzaron la gran isla entre el Pacífico y el Índico 4.000 años antes que los primeros europeos.
Existe "un flujo genético sustancial" entre australianos e indios, que alcanzaron la gran isla entre el Pacífico y el Índico 4.000 años antes que los primeros europeos

El equipo científico alemán basa sus conclusiones en el análisis genético de 344 personas de distintos puntos del planeta, entre las que se encontraban aborígenes del norte de Australia, así como ciudadanos de la India e Indonesia.

El estudio revela que hace 141 generaciones, equivalentes a unos 4.230 años, australianos e indios debieron de tener contactos directos que condujeron a una mezcla de ambas poblaciones en la gran isla del hemisferio sur.

El contacto entre indios y aborígenes coincide, además, con cambios registrados en estudios arqueológicos de los pobladores de Australia.

A partir de esas fechas, surge el uso de nuevos instrumentos de piedra y aparece por primera vez el perro salvaje de la raza dingo, que morfológicamente se asemeja a canes procedentes de la India.
Los autores del estudio creen que el flujo genético y ciertos cambios arqueológicos registrados se encuentran directamente relacionados

Los autores del estudio creen, por ello, que el flujo genético y los cambios arqueológicos registrados se encuentran directamente relacionados.

Antes y después


Hasta ahora se pensaba que, desde la colonización de Australia por los humanos hace 40.000 años, la población local se había desarrollado de manera completamente aislada hasta la llegada de los primeros europeos en el siglo XVIII.

Existen, sin embargo, varios estudios que presuponían la teoría confirmada ahora por los científicos alemanes de que los aborígenes australianos tuvieron un intercambio genético con otros pueblos en el Holoceno, periodo que se desarrolla desde hace unos 10.000 años a la actualidad.

Los científicos del Instituto Max Planck de Leipzig han verificado además el origen común de poblaciones de Australia, Nueva Guinea y el pueblo filipino de los Mamanwa, que se separaron hace unos 36.000 años para desarrollarse de manera individual.

Acerca del autor

Comentarios