Los "dragones bebés" que tienen en vilo a Eslovenia

En las cuevas de Postojna, un extraño anfibio puso 60 huevos; se trata del primer caso observado fuera de laboratorio

Un extraño anfibio ha dejado alrededor de 60 huevos en una cueva cerca de Postojna en el suroeste de Eslovenia y los científicos (y, en realidad, un país entero) están impacientes por el nacimiento.

Apodados "dragones" debido a sus cuerpos largos y serpentinos, los olm o proteos son una especie de salamandras ciegas, albinas y acuáticas que comen, duermen y se reproducen en su totalidad bajo el agua y miden entre 25 y 30 centímetros, informó la revista Muy Interesante. El nerviosismo por el nacimiento de los bebés es que los proteos solo ponen huevos una o dos veces cada década a lo largo de su vida estimada en 100 años.

Postojna-Cave-Vivarium-Proteus-P-anguinus-2.jpg

"En este momento parece que se trata de tres buenos candidatos," afirmó Saso Weldt, un biólogo que trabaja en la cueva, a la BBC. "Ella empezó a poner huevos el 30 de enero. Ella todavía está poniendo uno o dos huevos por día, y se necesitan aproximadamente 120 días hasta su eclosión", explicó.

Según los científicos, se trata del primer caso de reproducción de la especie observada fuera de laboratorio.

dragones bebés.jpg

En 2013 una hembra de proteo puso huevos pero ningún ejemplar salió de los mismos porque son sensibles a la luz. Esta vez, los biólogos han aislado a la hembra y sus huevos en un lugar oscuro, añadieron oxígeno y eliminaron cualquier influencia externa.

El animal tiene un poderoso sentido del olfato, que le ayuda a monitorear los huevos. "Los huevos tienen olor, así que la madre puede reconocer cuáles están vivos y cuáles muertos", explicó Weldt. "Y como la comida es tan escasa en el sistema de cuevas, ella se come aquéllos que no fueron fertilizados".

dragones bebés huevo.jpg

Una curiosidad: el proteo es un verdadero ícono del país, al punto que figuraba en las monedas eslovenas antes de la llegada del euro.

Populares de la sección