Los delivery que tocarán a tu puerta

Amazon planea utilizar drones para hacer entregas y Google trabaja en robots que podrían hacer lo mismo


En unos cuatro o cinco años, media hora después de hacer clic para confirmar una compra en Amazon, alguien podría llamar a tu puerta. Sería un drone. A grandes rasgos, ese es el plan del gigante estadounidense del retail: realizar entregas a domicilio usando pequeños aviones no tripulados.

Así lo anunció esta semana el fundador de la compañía, Jeff Bezos, que adelantó que los vehículos podrían operar en un radio de unos 16 kilómetros de los depósitos, transportando paquetes de hasta 2,3 kilos (el peso de más del 80% de los productos comercializados por Amazon).

“Suena a ciencia ficción, pero no lo es”, aseguró Bezos en el programa estadounidense 60 Minutes el lunes, una fecha para nada azarosa. Es que el anuncio coincidió con el Cyber Monday, el día internacional de los descuentos del comercio electrónico. La noticia copó los sitios de tecnología durante su primer día, despertando todo tipo de opiniones y conjeturas. Por ejemplo, una nota en Mashable explicaba por qué es muy probable que el plan de Amazon tenga éxito en el corto plazo (es más económico y ecológico, entre otras razones), mientras que otros medios, como Wired, inclinaban la balanza hacia el lado de los puntos en contra (no puede llevar paquetes pesados, no hay marco legal que lo controle, entre otros).
Suena a ciencia ficción, pero no lo es", dijo Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon

Pero en medio de la discusión de la viabilidad del proyecto, que incluye la autorización de la Fuerza Aérea estadounidense, la aceptación de los usuarios y algunos ajustes tecnológicos y financieros, otro proyecto comenzó a sonar.

Es que Google también está trabajando con ahínco en un proyecto de robótica que implicaría que en unos años sean robots los que entreguen paquetes de sus productos a domicilio.

Así lo sugirió al New York Times (NYT) Andy Rubin, quien dirigió la división Android hasta hace unos meses, y que ahora está enfrascado en el nuevo proyecto.

Si bien dio demasiados detalles respecto al tema, dejó dudas es de que el gigante de internet está haciendo una apuesta fuerte a la robótica. De hecho, según recoge NYT, Google ya ha comprado en secreto siete empresas y startups relacionadas con esta tecnología

En principio, el proyecto de Google estaría enfocado en la industria, para el ensamblaje de productos. En definitiva, intentará sustituir al ser humano en tareas repetitivas.

Más adelante, los robots también podrían pasar a conformar la flota de deliveries que entreguen los paquetes casa por casa. En una zona muy limitada en California el gigante de internet también compite con Amazon como vendedor online, con su servicio de ventas y entregas Google Shopping Express.

Para algunos, ambas escenas planteadas por los ambiciosos de Silicon Valley son absurdas: un robot que sale de un auto que se maneja solo; miniaviones que zurcan el cielo llevando cajas amarillas.

Pero mientras esas escenas no se vuelven realidad, los gigantes tecnológicos nos mantienen al tanto de sus planes, tal vez en un esfuerzo por recordarnos que están ocupados fabricando el futuro.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios