Los asteroides que rozarán la Tierra en los próximos años

Al menos 11 rocas se aproximarán de forma considerable hasta el año 2050

Esta Navidad nuestro planeta tuvo una visita especial: una roca de unos dos kilómetros de longitud bautizada como 163899 o 2003 SD220 que sobrevoló a 11 millones de kilómetros. Parece una distancia muy grande, pero en términos astronómicos no lo es tanto. En ese sentido, ¿qué otras visitas –que sepamos– nos esperan en los próximos años?

Los científicos lo han dejado claro: cada cinco o 10 años un asteroide del tamaño de una camioneta escolar se acerca a la Tierra y cada 50 años uno de estos impacta en ella. Cualquier asteroide que se acerca a menos de 7,5 millones de kilómetros y que tenga un diámetro entre 100 y 150 metros se considera potencialmente peligroso. Con esas características, la NASA ha registrado unos 4.700, pero solo el 30% ha sido localizado.

El último asteroide que pasó rozando el planeta fue bautizado como el asteroide 2011 MD; lo hizo a una distancia 12.000 kilómetros, aproximadamente 30 veces más cerca que la Luna. Si hubiera tenido una trayectoria de colisión con la Tierra, hubiera tenido el tamaño (6,3 metros de largo por 14 metros de ancho) y la velocidad (101.000 kilómetros por hora) suficiente para llegar hasta la superficie terrestre.

"La colisión acabaría produciendo algo similar a una explosión y un cráter considerable (...) No es el tipo de cosa que quieres que aterrice en Manhattan", dijo Ben Weiss, del programa de Investigación de Asteroides Próximos a la Tierra del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Y añadió algo un tanto estremecedor: "Antes o después nos golpeará uno más grande".

Los científicos calculan que, al menos, 11 asteroides se aproximarán de forma considerable a la Tierra hasta el año 2050. Según informó la agencia RIA Novosti a través del Ministerio de Emergencias ruso, las distancias serán menores que el radio medio de la órbita lunar, esto es, 385.000 kilómetros. El tamaño de esos asteroides oscilará entre siete y 945 metros.

La primera visita ocurrirá en octubre de 2017. Será el turno de un asteroide de 17 metros de diámetro que se acercará a 115.000 kilómetros, a una velocidad de 6,8 kilómetros por segundo. Más cerca pasará 99942 Apophis, de 393 metros de diámetro y unos pocos cientos de metros de ancho y una masa de más de 46 millones de toneladas, que se espera que roce a 38.400 kilómetros –una décima parte de la distancia entre la Tierra y la Luna por lo que será visible a simple vista), el 13 de abril de 2029. Esta roca enfilará para este rincón de la galaxia a una velocidad de 7,42 kilómetros por segundo.


Populares de la sección