Los animales también podrían cambiar de sexo

Una nueva técnica desarrollada por científicos argentinos podría convertir a las vacas en toros. En el largo plazo, también se podría aplicar a otras especies, como los equinos
Los animales podrán cambiar de sexo en Argentina gracias a una nueva técnica desarrollada por un grupo de investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. Se trata, básicamente, de un procedimiento desarrollado para clonar cromosomas y, a largo plazo, poder modificar el sexo de vacas, yeguas y hasta hembras de otras especies.

La idea parece de ciencia ficción: seleccionar un animal con características únicas, como una vaca que tenga la mejor capacidad de producir leche en calidad y cantidad, y después, clonarla para que la copia tenga su misma información genética. El detalle es que, previo intercambio de los cromosomas sexuales, el animal se convertiría en un toro.
Mientras una vaca con tratamientos hormonales muy costosos puede generar solo 20 o 30 crías por año, un toro produce más de 10.000", dijo Daniel Salomone, coautor del estudio

"De este modo estaríamos incrementando el número de crías que puede producir, porque mientras una vaca con tratamientos hormonales muy costosos puede generar solo 20 o 30 crías por año, un toro produce más de 10.000", explicó el director del Laboratorio de Biotecnología Animal de la universidad y coautor del estudio, Daniel Salamone.

Todo esto es con fines productivos, ya que suele existir una predilección por crías que sean hembras o machos según el destino que se le dará al animal.

Cuestión de cromosomas


Los cromosomas que determinan el sexo son el X y el Y. Así, si un individuo tiene dos cromosomas X es hembra; si tiene un X y un Y es macho.

"A largo plazo, nosotros buscamos desarrollar un método para intercambiar esos cromosomas de una hembra: en vez de tener los XX originales, sería XY", especificó Salamone.

De esta manera, las investigaciones desarrolladas por él y por las investigadores Natalia Canel, Inés Hiriart y Romina Bevacqua permiten avanzar aún más en las tecnologías disponibles actualmente para la reproducción de los animales.

Hasta ahora, solo era posible manipular núcleos, mientras que, gracias al avance del laboratorio que dirige Salomone, se puede manipular una unidad menor al trabajar con cromosomas.

En los últimos años, la misma institución ya había trabajado en distintas líneas de investigación que también permitieron notables avances para la biotecnología animal.

Línea de investigación


El laboratorio participó así de las investigaciones que permitieron generar las primeras vacas clonadas y transgénicas de Sudamérica, que son capaces de generar hormonas de crecimiento en la leche.

Varios de los trabajos que llevaron adelante en los últimos años ya están publicados y, hace dos años, la institución también logró clonar exitosamente caballos por primera vez en la región. También lograron clonar espermatozoides seleccionando el sexo.

"Este hecho de trabajar con la sexualidad nos resultó atractivo para poder manejar cromosomas individuales", sostuvo Salamone.
Este hecho de trabajar con la sexualidad nos resultó atractivo para poder manejar cromosomas individuales", sostuvo Salamone

En ese sentido, en el laboratorio comenzaron a preguntarse qué pasaría si introducían un determinado número de cromosomas en un óvulo al que le habían sacado la información genética. Cuando lo hicieron, según afirmó el investigador, vieron que el óvulo seguía conservando la capacidad de multiplicarlos.

"Lo que queremos explorar como laboratorio son diferentes posibilidades para micromanipular los embriones", señaló Salamone. "Desarrollamos también un par de trabajos en el que clonábamos un espermatozoide y un ovocito y después podíamos usarlo para fertilizar o reconstruir un embrión", agregó.

Los trabajos del laboratorio seguirán en la misma línea y, de hecho, la técnica para cambiar el sexo de las vacas también sería útil en los equinos, según afirmaron desde la Facultad de Agronomía, para crear una versión masculina de una yegua excepcional que compite en el polo, con la misma genética.

Acerca del autor

Comentarios