Los agujeros negros supermasivos podrían ser súper comunes

Un hallazgo plantea la pregunta de si no se verá solamente la punta del iceberg

Nuestro universo podría estar tan lleno de agujeros como un queso suizo, según un estudio publicado el miércoles en la revista Nature. El descubrimietno de un agujero negro supermasivo en una región escasamente poblada del espacio tiene a los científicos preguntándose si estos gigantes son más comunes de lo que previamente se pensaba.

Un agujero negro es un área en la que la materia es tan densa que la gravedad se vuelve increíblemente fuerte, y evita incluso que la luz escape de él. Un agujero negro supermasivo es uno con una masa de cerca de 10 mil millones de veces la del sol, y usualmente se encuentran en el centro de galaxias, como la nuestra.

Esta es la primera vez que un agujero negro supermasivo, uno 17 mil millones de veces más masivo que el sol, ha sido hallado en el centro de una galaxia relativamente aislada.

"Lo que esto dice es que no se necesitan estos cúmulos de galaxias para que crezcan agujeros negros tan masivos", dijo a The Guardian Poshak Gandhi, de la Universidad de Southampton, involucrado en el estudio. "Eso arroja luz hacia nuestro entendimiento sobre cómo estos monstruosos agujeros negros se forman".

Este agujero negro se encuentra en NGC 1600, una galaxia cerca de 200 millones de años luz de la Tierra. Basándose en el movimeinto de las estrellas de la galaxia, dicen los investigadores, es posible que el agujero negro es en realidad un sistema binario es decir, un par de agujeros negros que se juntaron por una fusión galáctica, en el proceso de volverse uno solo.

Si el agujero negro no es en realidad un sistema binario, entonces es un bicho raro. Es cerca de 10 veces más masivo de lo que los científicos esperan de un agujero negro dentro de una galaxia del tamaño de la NGC 1600.

De todas maneras, tal vez no es un bicho raro. Hay mucho que no sabemos acerca de los agujeros negros, así que podría significar que este es solo el primero de muchos hallazgos "inusuales".

"Grupos ricos de galaxias como la Coma Cluster son muy, muy raros, pero hay algunas galaxias del tamaño de NGC 166 que residen en grupos de galaxias de tamaños promedio", dijo el autor principal del estudio Chung-Pei Ma, de la universidad de Berkeley en un comunicado. "Así que la pregunta ahora es, '¿es esta la punta de un iceberg?'. Entonces hay muchos más agujeros negros monstruosos allí afuera que no viven en un rascacielos de Manhattan, sino en un edificio alto en algún lugar en las llanuras del Medio Oeste".
Fuente: Rachel Feltman, The Washington Post