Lo que hay que saber para comprar en internet

Diez consideraciones a tener en cuenta a la hora de meterse en el mundo del e-commerce para este ciberlunes
Se vienen las fiestas y días de descuentos para las compras en línea. En estos días hay dos instancias de compras por internet con descuentos especiales. Este lunes es el cybermonday (ciberlunes) en Estados Unidos y del 8 al 10 de diciembre le tocará el turno a los negocios uruguayos.

Como para toda compra online, hay ciertas precauciones que conviene tener antes de arriesgarse y entregarle los datos de la tarjeta de crédito a un sitio web desconocido.

Para hacer una compra a través de internet, basta con seguir tres pasos. Uno es elegir el producto. Luego hay que comprarlo ingresando los datos de una tarjeta de crédito y, por último, ingresar los datos de envío. Pero detrás de estos simples pasos, hay varias recomendaciones a tener en cuenta.

1. Comprar en sitios confiables


Lo mejor es verificar que el sitio web en el que se está comprando sea conocido y tenga buenas críticas. Algunas de las empresas que ofician de courier (traen las compras que se hacen en negocios extranjeros, especialmente en Estados Unidos) en Uruguay recomiendan sitios en los que se puede comprar. Algunas de los más conocidos son Amazon, Ebay, Best Buy, Forever 21 y otros.

Si se trata de una empresa desconocida, lo mejor es leer las críticas que se hacen en otros sitios o en los productos que se ofrecen en la tienda. Hay que tener cuidado cuando las críticas son todas espléndidas o no parecen reales.

Una forma de verificar la existencia del vendedor es buscar una dirección de sus oficinas o chequear su correo electrónico. Si el e-mail del vendedor es "@hotmail" o "@yahoo", no hay dudas de que se trata de una empresa poco seria.

2. Que la página sea segura


Una forma fácil de asegurarse que la página está protegida es verificar que tenga encripción SSL. Esto ocurre cuando antes de la dirección URL hay un “https” en un recuadro de color verde que da la seguridad de que el internauta estará protegido. Al lado, deberá aparecer un pequeño candado.

3. Usar una tarjeta especial para compras online


Existen tarjetas de débito (es decir, que no tiene crédito ninguno) habilitadas especialmente para compras en internet. Esta tarjeta funciona con una cuenta en la que se deposita el dinero que se quiere gastar, entonces, no hay necesidad de temer que se cobre más de la cuenta ya que si se deposita solamente lo que se va a gastar, no va a haber nada que robar.

Con una tarjeta de crédito, en cambio, si alguien roba sus datos puede hacer compras con ella hasta llegar al límite que el banco le otorgue.

4. Cuidado con las contraseñas


Es fundamental tener claves fuertes y distintas para cada una de las cuentas que se maneje. En especial, cuando se trata de la llave de acceso a una cuenta bancaria a través de internet. Para ello, se suelen recomendar contraseñas en las que se combinen números y letras, en mayúsculas y minúsculas.

"Contraseña" o "123456" son las más comunes y también las más tontas. Nunca se debe usar una clave tan fácil de adivinar. Cambiar la contraseña cada tanto o utilizar palabras que nadie podría vincular con su dueño (ni siquiera a través de redes sociales) son dos buenas tácticas.

Un pique para los que no están inspirados: elijan su canción favorita y escriban el primer verso. Incluso se pueden suplantar las "o" por ceros o las "i" por unos.

5. Leer bien las condiciones de la venta


Tiempos de entrega, precio final (hay países donde el precio que se ofrece no cuenta con los impuestos) y lugares a los que no se realizan envíos (como hoteles) son algunos de los datos que se debe saber antes de decidirse por la compra. Leer la letra chica sirve en estos casos para no cometer errores que cuesten mucho dinero.

6. Que el producto sea bueno


A veces una imagen no dice más que mil palabras. En el caso de las compras online, antes que guiarse por la imagen elegida por el vendedor es mejor leer qué dice la gente.

Por lo general, cada producto tiene una cantidad de estrellas con la que los compradores pueden calificarlo una vez lo reciben. Es común que los sitios permitan ver esas opiniones por filtro, es decir, aquellos que le dieron una estrella o aquellos que le dieron cinco.

Si los clientes que le dieron una estrella coinciden en sus quejas por un mismo desperfecto, esa debe ser una razón para no hacer la compra. En cambio, si todos los usuarios destacan la calidad o lo fiel que una prenda es al talle, también es algo a tener en cuenta.

Para evitar decepciones, lo mejor es no comprar imitaciones de marcas reconocidas. Además de que la calidad no va a ser la misma que la del original, esta adquisición puede traer problemas legales.

7. Usar Wifi y computadoras seguras


Es importante evitar redes de conexión a internet en redes públicas, como la de un shopping, un restaurante o una plaza. Además, una buena idea es usar un navegador y una dirección de correo electrónico distintos para las compras online. 

 8. Consultar la tarjeta


Esto sirve para toda compra que se haga con tarjeta. Es fundamental consultar la cuenta bancaria para verificar que los pagos hayan entrado en la fecha y el monto que correspondía.

9. La tarjeta, en la billetera


Bajo ningún concepto se deben enviar los datos de una tarjeta de crédito por correo ni guardarlos en internet o en redes sociales. Mucho menos permitirle al navegador que las recuerde, como se suele hacer con  otras claves.

10. El recibo digital


Una vez terminada la compra, siempre guardar el certificado. Para ello, lo usual es hacer clic en la opción de imprimir el archivo PDF y en vez de mandarlo a la impresora elegir "Guardar". De esa forma se puede tener la certificación en caso de tener algún problema.

Comentarios