Lo que dicen las patentes de Apple sobre el iCar

La empresa se ha dedicado a la investigación automotriz desde hace más de una década
Apple planea comenzar la producción de su coche eléctrico en el año 2020 en el marco del proyecto bautizado como “Titán”, pero la empresa se ha dedicado a la investigación automotriz desde hace más de una década y tiene varias patentes en su poder que podrían dar pistas de cómo será el futuro iCar.

Una de ellas es un sistema que registró en 2011 para tener acceso al vehículo a través de dispositivos móviles. En concreto, se trata de un mecanismo para desbloquear el coche y encender el motor con la ayuda de cualquier aparato –sea un smartphone o un Apple Watch– que tenga instalado el sistema operativo iOS, según reseña del sitio especializado Cult of Mac. Esta patente se relaciona con otra ingresada en 2012 para la personalización del “ambiente” del automóvil a través del iPhone: temperatura ideal, altura de los asientos, ubicación de los espejos, entre otras funciones.

Otra patente apunta a la identificación automática de la ubicación del vehículo a través del asistente personal Siri. Por ejemplo, el usuario le podría preguntar a la aplicación dónde quedó estacionado el automóvil y ésta lo guiaría hacia el lugar exacto.

En 2009, Apple registró una patente de un sistema táctil y programable para mejorar la instrumentación del automóvil que incluye, entre otros aspectos, la identificación de gestos corporales del conductor para iniciar ciertas acciones como el ajuste de la temperatura o el funcionamiento de los limpiaparabrisas. La patente incluye la instalación de cámaras para detectar la posición de la cabeza y de los brazos del conductor.

Un año antes, Apple ingresó una patente relacionada con la seguridad vehicular. Según Cult of Mac, el registro se basa en sensores que detectan el movimiento y bloquean ciertas funciones que pueden distraer al conductor.

¿Y qué pasaría con el auto si no hay una conexión a internet disponible? Una tecnología descrita en una patente de 2003 solucionaría el problema: se refiere a una red de malla inalámbrica para que todos los componentes electrónicos del vehículo sigan disponibles para el conductor.

Una iniciativa para diseñar y comercializar un vehículo marcaría un cambio para el fabricante del iPhone, que desarrolla y descarta numerosos proyectos pero hasta ahora mayormente ha estado centrado en dispositivos electrónicos y móviles.

El pasado marzo Apple anunció CarPlay, que permite a los conductores acceder a sus contactos en iPhones, hacer llamadas o escuchar mensajes de su correo de voz sin quitar las manos del volante del vehículo.

Acerca del autor

Comentarios