Lo que debe saber antes de comprar los AirPods

Los nuevos auriculares muestran lo que puede ser un mundo sin cables, pero aún no evitan que se extrañen las opciones táctiles y persiste el miedo del gasto que implica que se pierdan por el camino
Los AirPods de Apple parece que están un poco adelantados a su tiempo para la mayoría de las personas. Pero tras probarlos, puedo decir que nunca dejaron caer la conexión y se sincronizaron fácilmente con el iPhone. Y todavía no tuve ningún problema con la duración de la batería (que es de cinco horas). También puedo decir que su sonido es aceptable.

Ahora estoy un poco menos preocupada por perderlos. La forma del oído puede variar los resultados, pero no tuve problemas. Correr con ellos tampoco lo fue. Es más, resultó mejor hacer ejercicio que intentar dormir con estos auriculares puestos. Con mi principal preocupación desaparecida, me deleitó la libertad de no tener un cable. Pocas veces se me enredaron los auriculares, pero es bueno no preocuparse por eso, lo cual es un vistazo a un futuro mundo sin cables.

Algunos peros

Todavía tengo mis quejas. Los AirPods carecen de muchas de las funciones que se esperan de los auriculares, como ser capaces de controlar el volumen. Con los AirPods, usted tiene que pedirle a Siri, la asistente virtual, que cambie el volumen o salte de canción, por lo que se tarda un poco más en el proceso que si se apretara un botón; además, obliga a hablar en público.

Y aunque hacen fácil la transición entre el Apple Watch y el iPhone, no se sincronizan simultáneamente con su teléfono y su Mac u otro dispositivo compatible con Bluetooth. Eso es un retroceso: no poder conectarse a varios dispositivos a la vez.

Además, todavía extraño el cable. Da seguridad. Sacar un AirPod del oído significa que hay que sostenerlo con firmeza. Idealmente, los AirPod siempre estarán en sus orejas o cargándose, pero no siempre vivimos en un mundo ideal. Podrían deslizarse fácilmente de un bolsillo. Ellos vienen con una garantía de un año además de una cláusula de reemplazo por si se pierde uno, pero eso le costará US$ 69.

En general, diría que los AirPods no son un producto imprescindible porque pierden alguna función al ser inalámbricos. Aún así, solo aconsejaría no comprarlos si usted es propenso a perder las cosas. Perder los AirPods sería mucho más frustrante que perder un par de auriculares de US$ 15 o menos. Pero si usted piensa que puede mantenerlos bajo vigilancia y se siente intrigado por su comodidad compacta, los AirPods son un paso interesante hacia el futuro inalámbrico.

Alarde de tecnología

Los AirPods son todo un alarde de tecnología: cuentan con un sensor infrarrojo que detecta cuando son retirados del oído, su control es táctil y carece de botones físicos. Un acelerómetro detecta cuándo el usuario comienza a hablar para activar el micrófono y filtrar el sonido de fondo. Para activar Siri basta dar dos golpes sobre el auricular (da igual si es el derecho o el izquierdo).

La caja cuenta con una pequeña batería que los carga mientras no se usan. Su autonomía es de 5 horas de forma continúa. Pasado ese tiempo, precisan de un mínimo de 15 minutos dentro de su caja para gozar de tres horas más de reproducción. También hay que cargar la caja. Una carga al 100% da para 24 horas de funcionamiento.

Los AirPods se conectan al puerto Lightning, por lo que esto imposibilita enchufar los auriculares y cargar el dispositivo al mismo tiempo. Para continuar usando los auriculares tradicionales, Apple incluye un adaptador que transforma el puerto Lightning en el clásico modelo.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, al funcionar por Bluetooth, en teoría no están autorizados para funcionar en los aviones.


Fuente: Hayley Tsukayama - The Washington Post

Populares de la sección