Lo mejor y lo peor de la conservación en 2013

El leopardo Amur y el rinoceronte ocupan los dos extremos del ranking de conservación elaborado para este año por la organización internacional WWF
El leopardo Amur, una especie muy rara de felino que vive en los confines de Rusia y China, es la gran ganadora dentro de la lista de especies amenazadas del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Según esta clasificación desarrollada cada año, "la población de leopardos Amur aumentó un 50% en los últimos cinco años".

"Es un gran éxito, a pesar de que el número total de ejemplares siga siendo débil, con 50 individuos", se indica en esta clasificación publicada en Suiza.

El aumento de leopardos Amur se explica principalmente por la creación de un nuevo parque nacional en el extremo oriente de Rusia, explicó WWF, precisando que este animal forma parte "de los mamíferos más raros del planeta".

Es un animal solitario, que vive en una región transfronteriza entre Rusia, China y Corea del Norte, muy apreciado por los cazadores furtivos por su piel moteada.

Víctimas de la caza furtiva


En el otro extremo de la clasificación se encuentra el rinoceronte, el gran perdedor de las especies protegidas en 2013, cuando fueron cazados furtivamente 919 ejemplares, lo que supone un 50% más que en 2012 solo en Sudáfrica. Para WWF estos datos suponen un "triste récord".

Esta cifra confirma que "a nivel mundial, la caza furtiva escapa a todo control", consideró WWF, que precisó que "los cazadores furtivos forman parte de organizaciones criminales y que están equipados con aparatos de visión nocturna, helicópteros y armas automáticas".

En el mercado negro, el cuerno de rinoceronte se negocia a más de 16.300 euros el kilo y es apreciado sobre todo en los países asiáticos.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), 21.286 especies animales y vegetales están amenazadas con desaparecer en todo el mundo debido al cambio climático, la agricultura o el comercio ilegal.

Populares de la sección

Comentarios