Lluvia de arañas en Australia

Para los científicos, no solo es perfectamente posible, sino que no es un fenómeno extraño


Millones de arañas “llovieron” en una localidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, a principios de este mes. Suena como algo arrancado directamente de las pesadillas de un aracnofóbico, pero los científicos indicaron que la “lluvia de arañas” no solo es perfectamente posible, sino que no es algo extraño.

"Todo el lugar estaba cubierto de estas pequeñas arañas negras y cuando miré hacia el sol era como un túnel de telarañas que subían un par de cientos de metros hacia el cielo", dijo un habitante de Goulburn al Sydney Morning Herald, según consignó el sitio ScienceAlert.

Martyn Robinson, biólogo del Museo Australiano, explicó que el fenómeno puede ser consecuencia de una técnica de migración de las arañas. La misma recibe el nombre de “globo” y, por esta, especialmente las arañas bebés suben a un punto alto parar liberar su telaraña y dejarse llevar por el viento. De esta forma, pueden volar hasta tres kilómetros por encima de la superficie y recorrer largas distancias.

Un sistema similar es utilizado para escapar de fuertes lluvias e inundaciones. Lo último sucedió en la ciudad australiana de Wagga Wagga que apareció cubierta de seda de araña en 2012 durante una inundación.

“No hay nada de qué preocuparse. Ellas se dispersan una vez que mejoran las condiciones climáticas”, tranquilizó el especialista.

Acerca del autor

Comentarios