LinkedIn, un aliado profesional

La red social que revolucionó la forma de buscar trabajo y contratar empleados cumplió una década
Nació en la época en que MySpace y Friendster dominaban el mundo de las redes sociales. Es mayor que Facebook por cerca de un año y más antiguo que Twitter y Google+, a los que les lleva tres y ocho años, respectivamente. Pero desde sus comienzos en 2003, LinkedIn quiso ser diferente.

Lo que empezó siendo una pequeña startup fundada por Reid Hoffman en el living de una casa, con el tiempo se convirtió en la mayor red de profesionales del mundo, que actualmente conecta a más de 225 millones de personas y empresas. La premisa con la que todavía se promociona la compañía, que hoy cuenta con 3.700 empleados y 26 oficinas en 200 países, es la que justifica su uso: “Relaciones que importan”.

Entendiendo que no solo cuenta lo que sabes sino a quién conoces (el viejo concepto de que los contactos son fundamentales en la vida profesional), LinkedIn logró posicionarse como una red en la que convergen personas que quieren ser contratadas y empresas que buscan personal.

El tono, las formas de expresarse y hasta el diseño más formal contribuyen a diferenciarla del resto de las redes sociales, de uso más personal. Pero, si bien LinkedIn es una suerte de vidriera de currículums, crearse un perfil no alcanza. Es necesario adoptar una actitud activa para poder tejer una auténtica red de contactos útiles, que ayuden de una forma u otra en la vida laboral. De nada sirve tener muchos contactos si no se interactúa con ellos.

A su vez, en su camino hacia convertirse en una red con este propósito, LinkedIn ha añadido funciones como Noticias (News Feed), que le confiere una interfaz más profesional y clara, explica el sitio de tecnología The Next Web. Con el tiempo, también ha dado mayor importancia al consumo de contenidos, incorporando servicios como SlideShare.

Si bien LinkedIn tiene funciones por demás atractivas como “Quién ha visto tu perfil”, el producto estrella de la red social laboral es su página de reclutamiento (Recruiter).

Se trata de un servicio pago que cada vez más empresas usan para encontrar candidatos para contratar. La herramienta de búsqueda permite a las compañías ver los perfiles de sus potenciales empleados, según las habilidades y características que les interese en concreto y sin que ellos sepan que los están observando. Hasta incluye una columna de “Personas que podrías querer contratar”. Hoy en día más de 16 mil clientes o empresas usan este servicios. Según la revista Wired, algunas compañías cuentan con LinkedIn Recruiter como única herramienta para buscar y contratar empleados.

Por eso cada vez parece más importante estar en LinkedIn: para ser encontrado.

 


Seis consejos para usar LinkedIn de forma eficaz


Según el Centro de Estudios Financieros (CEF) de España estos son algunas de las principales recomendaciones para tener un perfil efectivo en LinkedIn, empleándolo como herramienta para la actividad profesional:

1. Definir una estrategia

El primer paso es establecer los objetivos que queremos perseguir a través de esta red profesional, por ejemplo, buscar trabajo, clientes o hacer contactos con empresas o profesionales en el extranjero.

2. Crear un perfil

Lo ideal es completar todos los ítems de nuestro perfil, que incluyen una foto (más “formal” que en redes como Facebook), el “extracto” (una suerte de resumen profesional) y dos o tres recomendaciones.

3. Usar palabras clave

Al igual que en Google, las búsquedas en LinkedIn se basan en palabras clave. El título abajo del nombre debe ser claro y especificar a qué nos dedicamos, para que sea más fácil encontrar nuestro perfil.

4. Búsqueda efectiva

A la hora de buscar en la red a aquellas personas que creemos les interesará nuestro perfil, se recomienda usar la “búsqueda avanzada” para filtrar los criterios con los que encontrar ciertos puntos.

5. LinkedIn es diferente

Hay que tener presente que LinkedIn tiene ciertos códigos que lo diferencian de otras redes como Facebook (más del ámbito personal) y Twitter. Por eso no es aconsejable vincularlo con estas cuentas.

6. Tejer la red

No es necesario esperar a no tener trabajo o querer cambiar de empleo para hacerse una cuenta en LinkedIn. Tejer una red profesional es una tarea de todos los días y también una inversión a futuro.


Acerca del autor

Comentarios