LiFi, internet a partir de la luz

Una empresa británica impulsa una forma de conexión que emplea lamparitas LED para transmitir datos a una velocidad hasta 10.000 veces mayor y de forma más segura que el Wi-Fi


Li-Fi es el sistema de conexión a internet por luz desarrollado por la empresa PureLiFi, para solucionar los problemas que plantea el Wi-Fi, como la saturación por una demanda excesiva y la inseguridad. A diferencia del Wi-Fi, que emplea frecuencias de radio, el Li-Fi es una Comunicación de Luz Visible; es decir, utiliza el espectro de luz visible para permitir la comunicación inalámbrica, con una conexión hasta 10 mil veces más rápida, de 10 gigabites por segundo (lo que permitiría descargar una película en apenas 30 segundos).

Cómo funciona. Según se explica en la web de PureLiFi, una lámpara con una lamparilla LED con tecnología procesadora de señal transmite datos “embebidos” en su haz de luz, a una velocidad ultrarrápida, hacia un fotodetector. Un dispositivo receptor convierte esos pequeños cambios de la amplitud en una señal eléctrica, que a su vez luego es convertida de nuevo en transmisión de datos y transmitida a una computadora o dispositivo móvil.

Aplicaciones. Según explica la web de PureLiFi, las aplicaciones de esta tecnología van desde descongestionar el espectro de ondas de radio utilizado por el Wi-Fi hasta la interconexión de diferentes dispositivos móviles, ya que tiene un rango corto. A su vez, cualquier alumbrado público puede ser usado como “hotspot”, y la misma infraestructura de comunicaciones y sensores puede servir para monitorear la luz y la información. Puede usarse en hospitales, ya que no interfiere con los escáneres de resonancia magnética; en el campo de la aviación, reduce la infraestructura necesaria para el Wi-Fi. También es apta para la comunicación debajo del agua y podría aplicarse en el tránsito, para la comunicación entre los vehículos y para el monitoreo del tránsito. Al no generar interferencia, también es segura para usar en minas y plantas pretroquímicas.

Pioneros. El sistema fue creado por la empresa británica PureLiFi, que busca innovar en el ámbito tecnológico. Su cofundador y jefe científico, Herald Haas, es uno de sus principales promotores; en 2011 presentó la idea en una charla TED Global y la semana pasada lo hizo en el Mobile World Congress de Barcelona. Además de PureLife, científicos chinos están trabajando en esta tecnología y presentaron su propio prototipo el año pasado durante la Feria Industrial de Shanghái

Ventajas. En su charla TED, Haas demostró cómo funciona el sistema transmitiendo un video HD por streaming a partir de una lámpara. Cada vez que ponía la mano entre la fuente de luz y el fotodetector, la transmisión se detenía. Así, mostró a la audiencia que es posible saber adónde se dirigen los datos, y que tener internet puede ser tan simple como encender la luz. A diferencia del Wi-Fi, el Li-Fi no puede atravesar las paredes, lo que hace a la red más segura por no permitir la “entrada” de intrusos. Esto también evita la interferencia con otros sistemas, lo que sí sucede con el Wi-Fi y lleva a la reducción de la velocidad. Además, utiliza en gran parte una infraestructura que ya existe. A su vez, las bombillas LED son capaces de transmitir datos a una frecuencia de luz invisible para el ojo humano, por lo que es posible tener conexión a internet aun estando a oscuras.

Acerca del autor

Comentarios