Licencia para ser científico de la atmósfera

Uruguay tendrá su primera generación de licenciados en Ciencias de la Atmósfera, la única carrera terciaria en el campo de la meteorología
En tiempos en los que el cambio climático es parte del lenguaje cotidiano, Uruguay comenzará a tener licenciados en Ciencias de la Atmósfera.

Si bien en el país ya existen profesionales dedicados al área meteorológica, la mayoría de ellos estudiaron en el extranjero. También están quienes se formaron en el país como técnicos, colaboradores, observadores y hasta pronosticadores de nivel técnico inicial. Sin embargo, la carrera terciaria no existió aquí sino hasta 2006.

Fue en ese año que la propuesta de los decanos de las facultades de Ciencias e Ingeniería de la Universidad de la República (UdelaR) obtuvo aprobación. Entonces, la carrera quedó habilitada y en 2007 comenzó a cursar la primera generación de alumnos.

Clima de cambios


Coordinada por ambas facultades, la licenciatura pretende formar egresados que sean capaces de plantear y atender problemas de meteorología sinóptica (las variaciones diarias de las condiciones atmosféricas a gran escala), la observación y predicción del tiempo, climatología y variabilidad climática.

Los egresados podrán resolver desde cuestiones de cambio climático global hasta aspectos micro-meteorológicos, que incluyen, por ejemplo, la contaminación atmosférica



Según explica en el sitio web de Facultad de Ingeniería Gabriel Pisciottano, uno de los integrantes de la comisión de la carrera, el perfil del graduado en Ciencias de la Atmósfera incluye además el dominio y manejo de modelos del tiempo y clima, así como la capacidad de afrontar problemas en diversas escalas espacio-temporales que se presenten en la atmósfera.

En otras palabras, podrán resolver desde cuestiones de cambio climático global hasta aspectos micro meteorológicos, que incluyen, por ejemplo, la contaminación atmosférica.

Atmósfera laboral


Los licenciados en Ciencias de la Atmósfera estarán preparados, además, para trabajar codo a codo con otros profesionales. Podrán integrar grupos interdisciplinarios e interactuar desde la meteorología con profesionales en otros campos, por ejemplo ambientales, a nivel local e internacional.

Estos nuevos profesionales también podrán colaborar con aquellos que se dedican a la meteorología aplicada al agro y a los recursos acuáticos del país para, entre otros aspectos, trabajar en la producción agropecuaria y la preservación de los recursos naturales.

En cuanto al futuro laboral de estos estudiantes próximos a egresar, Pisciottano señaló que, si bien no existe una “demanda laboral organizada”, sí hay una “carencia social, técnica y tecnológica de gente con preparación para ocupar puestos de trabajo”, tanto en el ámbito público como en el privado.

La atmósfera no conoce limites de fronteras”, dijo Gabriel Pisciottano, uno de los integrantes de la comisión de la carrera



Para impulsar esta inserción en el mercado de trabajo, la carrera tiene previsto un sistema de becas que ofrecen al estudiante apoyo económico, financiado por la licenciatura.

Aunque la carrera no cuente todavía con una gran cantidad de alumnos, según Pisciottano, este año verá egresar a su primera generación de profesionales.

 


El pronóstico


Hasta el momento, quienes se encargan del pronóstico del tiempo en Uruguay son la Fuerza Aérea, la Armada Nacional, y el Servicio Meteorológico Nacional, que se vale de los dos primeros y que opera dentro de la Dirección Nacional de Meteorología.


Acerca del autor

Comentarios