Libro electrónico con el lector como protagonista

"La historia muda" tendrá capítulos para descargar solo en los lugares indicados en la trama, distintos según el usuario


The silent history (La historia muda) es el producto de la imaginación de un nerd inglés obsesionado con el arte de contar historias y también con las posibilidades de la tecnología para provocar nuevas experiencias estéticas. Es en parte libro, en parte videojuego para varios jugadores, en parte un mapa de Google.

Russell Quinn tiene 33 años y es un programador autodidacta desde que era niño. En 2009, leyendo una revista literaria indie estadounidense, McSweeney’s, decidió escribirles y proponerles crear una aplicación para leer la revista en iPhone y iPad. Si bien escribió a la dirección electrónica de contacto, llenando la plantilla preestablecida, recibió una respuesta interesada en cuestión de horas.
"Amo el libro impreso, pero tampoco soy romántico respecto a este", dijo Quinn a la revista Wired

En Sweeney’s conoció a sus dos socios actuales, Chris Ying y Eli Horowitz. Ying, Horowitz & Quinn es la firma que publicará La historia muda, cuya primera entrega está prevista para fines de agosto.

Los escritores Matthew Derby y Kevin Moffett serán los encargados de redactar la trama, que se basa en la historia de niños que no tienen la habilidad de hablar ni de entender lo hablado, pero poseen dones que compensan con creces esa limitación.

De la aplicación a las calles


Lo primero que se debe hacer para ser parte de la experiencia es descargar la aplicación, que estará disponible el mes próximo. La novela se podrá bajar por entregas, cada día hábil y tendrán un tiempo estimado de lectura de entre 10 y 15 minutos. Una vez lanzados, los capítulos se podrán descargar y leer cuando el usuario lo desee.

Eso será así durante un mes. Después, habrá un mes de descanso, para luego empezar las entregas diarias durante otro mes. La novela completa se desarrollará durante un año.

Lo más revolucionario del asunto, sin embargo, son los field reports (“informes desde el lugar de los hechos”), que solo se pueden descargar cuando el usuario se encuentra en el lugar indicado.
Es una experiencia muy poderosa leer estos breves fragmentos y ver los objetos sobre los cuales estás leyendo", afirmó Quinn a Wired

Hasta ahora hay entre 300 y 400 informes, escritos para diferentes lugares del mundo, pero está previsto que los propios lectores agreguen reportes de tal manera que el planeta se cubra rápidamente.

En la página web se puede ver el trailer de la novela, con las voces de Ira Glass y Miranda July, dos escritores, productores y actores estadounidenses poco conocidos. También es posible inscribirse para recibir la notificación del lanzamiento.

La originalidad de la idea ya ha despertado muchos entusiasmos, aunque sus autores saben que puede no funcionar, como ha pasado con tantos intentos prematuros de digitalizar la experiencia de la lectura. Pronto se sabrá.

Populares de la sección

Comentarios