Lego lanzó su primera muñeca científica

Vestida con túnica de laboratorio y con tubos de ensayo en las manos, la pieza es la primera versión que evita caer en el estereotipo de belleza femenino
La nueva científica de Lego, que salió a principios de mes, no viste tonos rosados ni anda luciendo su cuerpo. En cambio, está vestida con su túnica de laboratorio y lleva en sus manos dos tubos de ensayo. La pieza es parte de la serie 11 de minifiguras de Lego y es la primera vez que la empresa lanza una versión mujer sin caer en el estereotipo de belleza femenino.

“Creo que esta figura es un paso positivo porque retrata una mujer dentro de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la matemática sin recurrir al estereotipo de género, al hacerla en rosado o llamándola ‘la chica científica’”, dijo a LiveScience la doctora en Sociología de la Universidad de California Elizabeth Sweet.
Creo que esta figura es un paso positivo porque retrata una mujer dentro de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la matemática sin recurrir al estereotipo de género, dijo la socióloga Elizabeth Sweet

Durante los últimos años, la empresa de juguetes había sido criticada por vender material únicamente para niños. Por ese motivo, la resolución de Lego para 2012 fue incluir a las niñas en la experiencia de construir con bloques.

Luego de la decisión, Lego sacó la serie de productos para niñas Amigas, donde Olivia, Mia, Andrea, Stephanie y Emma salen a recorrer salones de belleza, parques y cafés, en la ciudad ficticia de Heartlake.

“La ciudad de Heartlake es de color pastel, el estereotipo femenino de paraíso citadino”, anunció la bloguera feminista Anita Sarkeesian. “Las actividades que propone Amigas, como cocinar, cuidar niños, decorar y arreglarse el pelo se sumergen en un profundo y limitado estereotipo de roles para las niñas en los juguetes y, desafortunadamente, en la sociedad en general”, agregó la activista.

Sin embargo, la nueva pieza de Lego parece apuntar a todo lo contrario. La científica, según se describe en el sitio de la empresa, se especializa en encontrar nuevas fórmulas y se pasa la noche entera en su laboratorio intentando armar bloques de diferentes formas y tamaños o incluso combinando colores en un único elemento.

No es casual que la empresa tome este desafío de incluir a las niñas en su clásico juego de ladrillos, ya que, según recogió LiveScience, esta actividad se ha relacionado con una mejora en matemáticas y memorizaciones por parte de los niños que la llevan a cabo.

Comentarios