Las razones detrás de un iPhone menos innovador

Apple apunta a guardar sus grandes novedades para el próximo año
Durante casi una década, Apple ha alternado entre lanzar grandes actualizaciones y otras menores para sus teléfonos. Citando a un analista de alto rango de la empresa, el Wall Street Journal establece que la firma seguirá los simples incrementos de capacidad que el iPhone tuvo el año pasado con más de lo mismo, rompiendo con su método establecido.

Eso significa que los consumidores que esperaban para cambiar sus teléfonos con los grandes avances de este año tendrán que resignarse y comprar los iPhone 6s o 6s Plus, o esperar un año más y esperar que los rumores que marcan un gran cambio para 2017 sean ciertos.

Esta decisión llega mientras la compañía se enfrenta con las preguntas que generan las bajas en las ventas del iPhone. El teléfono es la principal fuente de ingresos de Apple, pero los números han empezado a bajar y eso son malas noticias para la compañía de Cupertino.

El mercado de los smartphones en general se ha visto reducido, con más consumidores afirmando que prefieren quedarse más tiempo con sus teléfonos en comparación con el pasado. Es difícil decir qué está causando ese cambio. Pero una teoría establece que las compañías no son capaces de ofrecer la misma cantidad de avances que antes porque la tecnología aún no ha avanzado lo suficiente.

En otras palabras, Apple puede tener un problema de innovación, pero no está sola. Las compañías están continuamente haciendo teléfonos más pequeños y livianos para sus niveles de poder, pero en un cierto punto los consumidores buscan una mejora en la tecnología de las baterías, pantallas flexibleso algo más drástico para reinventar el smartphone. Y esos avances, en los que las empresas están trabajando, aún no están a punto.

Además, los cambios en la forma en la que las empresas de telefonía están ofreciendo sus contratos, permitiendo a los usuarios cambiar sus equipos a voluntad, incluso cada año.

Un cambio en la forma en la que Apple maneja su ciclo de actualizaciones significaría reconocer que sus próximos grandes avances aún están en desarrollo. Mientras que la firma aún tiene su mirada puesta en la creación de mercados para sus teléfonos en lugares como China e India, también está buscando claramente abandonar su dependencia del hardware. Enfocándose en servicios como Apple Music, iCloud y Siri, así como en otros productos como el Apple Watch ha sido una gran tendencia para Apple en el último año. Y la empresa ha dejado circular libremente rumores sobre productos aún más locos, como el Apple Car.

Al final del día, Apple puede apostar que es mejor lanzar un teléfono verdaderamente innovador más adelante y ahora decepcionar a sus compradores, incluso aunque eso permita a Samsung o empresas como Huawei tomar una porción del mercado. Esto podría funcionar a largo plazo, si se hace bien, acostumbrando al público a esperar.

Fuente: The Washington Post

Populares de la sección