Las ranas de Darwin: la lucha por la supervivencia

Ecologistas en Chile y Europa están luchando por la supervivencia de estas ranas diminutas
Publicado por DW

Las ranas de Darwin, denominadas así por Charles Darwin, quien halló estos anfibios únicos en 1840 durante sus viajes por Chile, están luchando por su supervivencia. Estas ranas diminutas tienen sólo un par de centímetros de tamaño y una manera única de cuidar sus crías. Los machos absorben los huevos o renacuajos en sus bocas donde se mantienen en el saco bucal hasta que están completamente formados y entonces los escupen.

Pero esos animales inusuales están en peligro debido a la destrucción del hábitat y una especie de hongo mortal en los anfibios conocido como quítrido. El veterinario Carlos Barrientos Donoso tiene como misión salvar las pequeños criaturas. En una estación de cría en la ciudad de Concepción, Chile, Donoso cuida de las ranas algunas de las cuales se mandan luego a los zoológicos en Europa, incluyendo la ciudad alemana de Leipzig, en un esfuerzo por asegurar su supervivencia.

Objetivo del proyecto: Salvar las ranas de Darwin (Rhinoderma darwinii y Rhinoderma rufum), unas ranas raras y diminutas que se encuentran en la Patagonia.

Implementación del proyecto: Las ranas se mantienen en un ambiente húmedo y fresco en una estación de crianza en la ciudad de Concepción, Chile. Para asegurar la supervivencia de las especies se enviaron unas pocas docenas a zoológicos europeos. El proyecto está en funcionamiento desde 2009.

Biodiversidad: Las ranas de Darwin son originarias de los bosques de Chile y Argentina, el hogar de un elevado número de especies endémicas de plantas y animales como el sapito de las tres rayas y los chinchillas.