Las primeras latinoamericanas que estudiarán en la NASA

Cinco estudiantes colombianas fueron elegidas por la agencia espacial estadounidense para estudiar robótica, en el marco del programa "Space Cookies"
La semana que viene cinco estudiantes de Colombia viajarán desde el popular sur de Bogotá, donde viven, hasta la sede de investigación de la NASA en California, Estados Unidos. Las jóvenes  fueron escogidas como las primeras latinoamericanas que podrán estudiar robótica en la agencia espacial estadounidense.

Estas jóvenes de entre 14 y 17 años de edad lograron las mejores puntuaciones en un complejo examen al que se sometieron 250 aprendices de la Tecnoacademia del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) de Cazucá, en el sur de la capital colombiana, que ofrece una formación complementaria a la educación básica.

"Estas son las primeras chicas que van a nivel latinoamericano a la NASA a capacitarse en (robótica) FIRST", en concreto en la categoría de mecanismos robustos de uso industrial, explicó a Colombia.inn, agencia operada por Efe, la física e instructora del SENA Elizabeth Rojas.
Mark León, nuestro tutor de la NASA, nos dijo que íbamos a ser las primeras niñas que íbamos a manejar el equipo grande, así que creo que vamos a utilizarlo de la forma industrial", dijo Sánchez Díaz

La TecnoAcademia de Cazucá recibe a alumnos de los colegios de los barrios de Soacha, Bosa y Cazucá, habitados en su mayoría por personas de bajos recursos y desplazados por el conflicto armado, y ofrece una formación a los jóvenes en su tiempo de ocio "que pueda ser útil para la sociedad", según Rojas.

"El impacto social es súper alto. Tenemos chicos de condición social muy vulnerable, muchas familias son desplazadas y vienen a buscar una oportunidad a la ciudad", afirmó la instructora, al señalar que este centro forma "líderes" sociales.

Rojas y otros dos profesores son los responsables del área de ingeniería, que trabaja en el diseño, construcción y programación de robots de tecnología VEX, orientada al aprendizaje.

Jóvenes científicas


Los aprendices deben manejar con soltura conceptos de matemáticas, física y programación informática, y además tienen que ser hábiles para armar y manejar los robots, dotados de cuatro ruedas, un brazo y una pinza.

Las cinco elegidas son Michell Sánchez Díaz, Giselle Vanegas Martínez, María Paula Villabón Hernández, Laura Anzola Castro y Tania Alfonso Sánchez, quienes se convertirán en "space cookies", un grupo de niñas scouts de California expertas en robótica.

"Mark León, nuestro tutor de la NASA, nos dijo que íbamos a ser las primeras niñas que íbamos a manejar el equipo grande, así que creo que vamos a utilizarlo de la forma industrial", dijo Sánchez Díaz, quien tiene la esperanza de "ver cómo funciona un cohete", lo que, según confesó, la tiene "muy emocionada".

Esta estudiante de 14 años quiere dedicarse al diseño gráfico en el futuro y está convencida de que esta experiencia será crucial en su vida porque le enseñará cómo trabajar con más "precisión y concentración".

También hay quien a raíz de esta formación extracurricular descubrió su camino, como Tania Alfonso Sánchez, también de 14 años. "Mi sueño es algún día poder trabajar en la NASA, uno puede viajar mucho con ese trabajo", señaló esta joven.
Mi sueño es algún día poder trabajar en la NASA, uno puede viajar mucho con ese trabajo", dijo Tania Alfonso Sánchez

Según la profesora Rojas, la idea es que estas cinco nuevas "space cookies", que viajarán el domingo a Estados Unidos, donde permanecerán durante 12 días, transfieran luego en Bogotá el conocimiento adquirido a los siguientes 20 mejores alumnos de la clase.

"Vamos a formar cinco grupos y vamos a participar internamente en un torneo para que los tres mejores grupos se vayan a competir seis semanas después internacionalmente", explicó la docente.

Otros 25 chicos seguirán mientras su formación en tecnología VEX para convertirse cada uno en líder de un grupo que a su vez se someterá a la elección de los tres mejores, los cuales participarán en marzo de 2014 en un concurso internacional que tendrá lugar en California.

La oportunidad de poder capacitarse en la NASA nace de un convenio entre el SENA y la Fundación Global, que recoge a las casas matrices en robótica y allana el camino de los jóvenes hacia esta prestigiosa institución estadounidense.

Acerca del autor

Comentarios