Las moscas ven el mundo como en "Matrix"

Un nuevo estudio explica por qué los animales más pequeños se mueven con mayor rapidez y da una nueva perspectiva a la forma en que vemos la realidad


Neo ve cómo las balas se acercan a él. Se tira hacia atrás, mueve los brazos y esquiva los disparos que se le acercan lentamente, dejando estelas en el aire. En realidad van a velocidad normal, la velocidad que para cualquier humano significaría la muerte. Pero Neo no es como cualquiera: él percibe el paso del tiempo de forma más lenta.

Según un nuevo estudio, las moscas y otros animales pequeños perciben el tiempo como lo hace el personaje de Keanu Reeves en la trilogía Matrix, en el efecto bautizado como bullet time y largamente explotado en películas, series y videojuegos desde que los hermanos Wachowski lo pusieron de moda.
La capacidad de percibir el tiempo a escalas muy pequeñas puede ser la diferencia entre la vida y la muerte" para algunos animales, dijo Kevin Heal, autor principal del estudio

Liderados por el doctor Andrew Jackson, un grupo de investigadores de Trinity College de Dublín demostraron que en una gran variedad de especies la percepción del tiempo está directamente relacionada con su tamaño. En particular, cuanto menor sea el animal, más rápida será su tasa metabólica y, por ende, más lento correrá el tiempo desde su perspectiva. La conclusión se aplicaría incluso a los niños con respecto a los adultos.

Volviendo con el ejemplo de la mosca, cuando uno intenta matar a este insecto con el diario, el mismo ve en slow motion lo que nosotros concebimos como nuestro más rápido movimiento. Es así como logra volar a tiempo del golpe fatal.

La explicación de esta cualidad se encuentra en la supervivencia. "La capacidad de percibir el tiempo a escalas muy pequeñas puede ser la diferencia entre la vida y la muerte" para algunos animales, dijo Kevin Heal, autor principal del trabajo publicado en la revista Animal Behaviour y también investigador del Trinity College.

Cuestión de mirada


El estudio se basa en un fenómeno llamado frecuencia crítica de fusión de parpadeo que, en palabras simples, es la percepción continua (no cuadro por cuadro) de lo que uno ve. Es también el fenómeno en el que se basan las pantallas de cine, televisión e informática para generar la ilusión de una imagen que fluye sin "parpadeos".

Las distintas percepciones de esta frecuencia es lo que explica, por ejemplo, que los perros no se interesen tanto por la tele y lo que la gente del emprendimiento DogTV pretenden remediar con su canal.

"Las moscas podrán no ser grandes pensadoras, pero pueden tomar decisiones con gran rapidez", dijo al diario The Guardian otro de los integrantes de la investigación, Graeme Ruxton.

Para Jackson: "Estamos empezando a comprender que hay todo un mundo de detalles que solo algunos animales pueden percibir. Es fascinante pensar en cómo lo hacen de manera diferente a nosotros".

Comentarios