Las flores virtuales de Brasil

La flora brasileña estará al alcance de los internautas desde una web que reunirá miles de imágenes en alta resolución, que servirá como base de datos editable para los científicos de todo el mundo
La exuberante flora de Brasil se pondrá al alcance del público internacional a partir del lunes gracias a un "herbario virtual" en internet con cientos de miles de imágenes en alta resolución, que estará abierto a la edición por parte de los investigadores al más puro estilo wiki.

El herbario, disponible gratuitamente en la web Reflora, está inicialmente compuesto por 420.000 fotografías de muestras de plantas prensadas y deshidratadas, muchas de ellas recolectadas por naturalistas europeos en los siglos XVIII y XIX.

La coordinadora del proyecto, Rafaela Campostrini Forzza, explicó que el estudio del herbario virtual puede contribuir a conocer mejor la flora brasileña, fomentar su conservación y resolver incógnitas sobre la distribución geográfica de cada especie vegetal, puntos de los que todavía se sabe poco debido a la falta de datos.
Creemos que, aumentando la cantidad de datos disponible, vamos a poder responder (a la incógnita) de qué especies están extintas y también, saber cuáles están cerca de la extinción", dijo Rafaela Campostrini Forzza

"Creemos que, aumentando la cantidad de datos disponible, vamos a poder responder (a la incógnita) de qué especies están extintas y también, saber cuáles están cerca de la extinción, lo que puede ayudarnos a sacarlas de la lista de extinción. Es lo que esperamos", afirmó Forzza.

La "gran innovación" del herbario virtual, según Forzza, es que permite a los científicos de todo el mundo acceder al banco de datos y editar online cualquier dato que juzguen que esté equivocado o incompleto, sin la supervisión de moderadores, al ejemplo de las páginas web colaborativas.

La red de colaboradores está abierta de forma gratuita a instituciones de todo mundo y ya cuenta con 500 taxonomistas inscritos, que a partir de hoy pueden investigar sobre la flora y alterar la información de cualquier espécimen.

"Algunas muestras son súper antiguas y la identificación puede haber cambiado con el tiempo. Esperamos que los investigadores consigan identificar si hay problemas", comentó la responsable.

Muestras antiguas


El herbario está compuesto por muestras de plantas brasileñas recolectadas entre los siglos XVIII y XIX que se encuentran en los Jardines Botánicos Reales en Kew (Reino Unido) y el Museo Nacional de Historia Natural de París, además del vasto acervo del Jardín Botánico de Río de Janeiro, que se remonta a 1890.

Las muestras más antiguas ya han permitido comprobar de primera mano la vegetación que existía en zonas ahora urbanizadas, como el caso de Copacabana, el barrio más turístico de Río de Janeiro, que fue fundado hace 121 años.

Forzza explicó que las muestras conservadas en los herbarios europeos han permitido comprobar que en Copacabana había una vegetación rasa llamada "restinga", que es en apariencia similar al de otras playas vírgenes que se han conservado hasta hoy.

Pero solo el análisis futuro de las muestras podrá comprobar si esa vegetación era exactamente igual a la de otras playas actuales, si hubo alteraciones o si alguna de esas plantas se extinguió, según la investigadora.

Los usuarios comunes no podrán editar la base de datos del herbario, pero sí tendrán acceso a la completa herramienta de búsqueda, que permite navegar por toda la flora de Brasil, incluyendo la amazónica, y por las diferentes épocas en las que fueron recolectadas las muestras.

Acervo en crecimiento


La web cuenta con herramientas como una regla que permite medir la dimensión de los pétalos, tallos o frutos, y también tiene una paleta de colores para ajustar la pantalla y ver a la perfección las imágenes de alta resolución, que alcanzan hasta 600 puntos por pulgada (dpi).

Los responsables del herbario virtual pretenden expandir su acervo hasta cerca de un millón de muestras en 2015, puesto que la base de datos está incorporando cerca de mil láminas por día.

El herbario fue lanzado por el Centro Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq), que tardó una década en poner en marcha el proyecto porque hace diez años el alto precio del almacenamiento lo hacía inviable, según Forzza.

Acerca del autor

Comentarios