Las escuelas Steve Jobs

Holanda estrena el modelo "Educación para una nueva era", donde los iPad sustituyen a los libros y los valores del fundador de Apple se permean en el día a día


Un patio de colegio virtual, avatares personalizados para cada alumno y iPads en lugar de libros y pizarras son algunas de las herramientas educativas de los nuevos colegios holandeses Steve Jobs, que abrieron sus puertas la semana pasada y en los que ya están inscritos alrededor de 1.000 alumnos.

Dirigido a niños de entre 2 y 12 años, el modelo "Educación para una nueva era" contempla una nueva forma de enseñanza, donde los iPad sustituyen a los libros y la escuela empieza a definirse como el conjunto entre un edificio físico y un "espacio virtual".

Las siete primeras escuelas de este proyecto, a las que se unirán cinco más a lo largo del próximo año académico, tratan de adaptar la educación infantil a las nuevas necesidades del siglo XXI y rinden homenaje al fundador de Apple.
Queremos preparar a los niños para el mundo de después de 2025 con las herramientas que tenemos hoy, no como en la mayoría de las escuelas, que preparan a los niños con las herramientas de ayer para el mundo de ayer", dijo Maurice De Hond, fundador de la organización

"Queremos preparar a los niños para el mundo de después de 2025 con las herramientas que tenemos hoy, no como en la mayoría de las escuelas, que preparan a los niños con las herramientas de ayer para el mundo de ayer", dijo Maurice De Hond, miembro fundador de la organización "Educación para una nueva era" (O4NT).

Para De Hond, estas escuelas permitirán a los niños desarrollar sus conocimientos plenamente más allá de "retener conceptos en la memoria, sin procesarlos".

El modelo educativo de esta organización sostiene la necesidad de desarrollar las habilidades de cada alumno de manera individual, de forma que cada niño establece su propio calendario y horario asesorado por su maestro, que en las escuelas Steve Jobs pasa a llamarse "entrenador".

Así, el niño se dirige a diferentes "locales" (local de idiomas, taller creativo, taller de números, laboratorio técnico) según sus características particulares.

El iPad como rey


El iPad es la herramienta fundamental de estos colegios, que asignan una tableta a todos los estudiantes (incluidos los más pequeños) para permitirles acceder a la escuela virtual y a las aplicaciones educativas del centro.

"Creemos que se puede utilizar el iPad para enseñar lo que sabes y lo que has aprendido en cualquier materia, para compartirlo con otros", señaló De Hond, que recalcó además que este dispositivo permite aprender en múltiples formatos: "Puedes hacerlo con video, con presentaciones, mapas mentales, dibujos animados, audio o texto".

Entre las aplicaciones educativas que ha desarrollado O4NT se encuentra un espacio que hace las veces de patio de recreo virtual (sCoolSpace) donde, mediante tecnología 3D, los alumnos pueden encontrarse con sus compañeros de clase y sus profesores.

Cada estudiante dispone de su propio avatar para la plataforma, con una fotografía y elementos personalizables, y a través de él puede chatear con otros compañeros y compartir sus trabajos en el "patio" virtual.
Creemos que se puede utilizar el iPad para enseñar lo que sabes y lo que has aprendido en cualquier materia, para compartirlo con otros", señaló De Hond

Además, los padres pueden seguir el progreso de sus hijos a través de una aplicación web y supervisar los proyectos de trabajo colectivo de los niños mediante una plataforma en la que los alumnos realizan proyectos de investigación con sus compañeros.

De Hond destaca que estas aplicaciones hacen del nuevo modelo educativo una nueva fórmula de "aprendizaje virtual", y señala que no es necesario asistir al centro para aprender, puesto que todos los estudiantes cuentan con un iPad con acceso a la "sede virtual" de la escuela.

"Incluso cuando estás de vacaciones tienes el iPad (tu escuela) contigo, y puedes aprender. Puedes compartir también un vídeo, una presentación o cualquier cosa de tus experiencias de las vacaciones", señaló.

Por este motivo, la propuesta inicial de O4NT era establecer horarios flexibles para los estudiantes, manteniendo la escuela abierta todas las semanas del año para que las familias pudieran decidir en qué fecha preferían escoger vacaciones, o qué horas enviar a los niños al colegio.

Una nueva fórmula


Aunque hasta el momento estas escuelas han encontrado restricciones legales para poner en marcha esta fórmula de horarios variables, el Ministerio de Educación holandés ya ha anunciado que está estudiando fórmulas para permitirlo.

La financiación de estas escuelas corre a cargo del Estado, por lo que el ingreso es gratuito, como en otras escuelas públicas del país, y los padres solo deben hacerse cargo de pagar algunas aplicaciones educativas.

El Ministerio de Educación no interfiere en el reparto del presupuesto dentro de las escuelas, por lo que el coste de los iPad está cubierto en algunos centros, mientras que en otros son los padres los que adquieren la tableta, pagando una tasa mensual de 10 euros.

La organización que impulsa estas nuevas escuelas fue fundada en marzo de 2012 por especialistas educativos y de las nuevas tecnologías y defiende un modelo de enseñanza adaptado a la nueva sociedad y, particularmente, capaz de utilizar las nuevas tecnologías para fomentar la creatividad y las habilidades de los jóvenes.

 


Acerca del autor

Comentarios