Las dos caras de Batman

En la historia de Telltale Games importa tanto el superhéroe como el millonario detrás de la máscara
La empresa inglesa Telltale Games ya ha demostrado que es capaz de tomar una franquicia conocida y elaborar a partir de ella poderosas aventuras gráficas, a las que les proporciona una carga moral y reflexiva, además de construir una experiencia que se adapta a cada jugador. Ya lo hizo con Volver al futuro, Game of Thrones y el excelente The Walking Dead. Ahora, es el turno de embarcarse en el mundo de los superhéroes con Batman.

Realm of Shadows, el primer episodio de los cinco que compondrán Batman: The Telltale Series disponible para PC, Xbox 360 y Xbox One, PS3, PS4, Android e iOS, es un auspicioso comienzo para esta adaptación de las historias del hombre murciélago, ya que presenta un giro interesante en la historia.

Porque el Batman de Telltale no se enfoca solo en el superhéroe, sino en las dos facetas del personaje, con Bruce Wayne (Bruno Díaz para los más veteranos), jugando un rol tan importante fuera del traje como dentro de él. Mientras que con la capa puesta el jugador atraviesa las secuencias de acción y de investigación –haciendo valer el apodo de "el mejor detective del mundo" para Batman–, a Wayne le toca participar de los eventos de campaña de su amigo Harvey Dent, quien busca ocupar la alcaldía de Ciudad Gótica, asistir a cenas lujosas y reencontrarse con su amigo de la infancia Oswald Cobblepot; tareas que se vinculan de cerca con las investigaciones de Batman.

Aunque se trata de un primer episodio que funciona casi como prólogo, los villanos comienzan a definirse: la primera secuencia del videojuego, en la que el encapotado captura a unos ladrones, culmina con una frenética pelea contra Gatúbela, una recién llegada a Gótica. También aparece el mafioso Carmine Falcone, que se enfrentará a Batman y a su aliado, el teniente James Gordon, y a Wayne y Dent en su faceta pública.

A estos personajes, que remiten a los cómics clásicos Batman: Victoria oscura y El largo Halloween, de Tim Sale y Jeph Loeb, se suma una versión moderna y juvenil del Pingüino (Cobblepot); al tiempo que la presencia de Dent abre la posibilidad de una aparición de Dos Caras. Pero, por encima de ellos, el juego también lidia con la dualidad superhéroe/millonario de Batman y cómo las acciones de un álter ego afectan al otro.

Un giro para el murciélago

"No deje que el legado de su familia sean tumbas", le dice el mayordomo Alfred a su jefe al comienzo de la historia mientras saca vidrios rotos de sus heridas. Wayne está demasiado enfocado en su vida como héroe nocturno y eso afecta su juicio, según el ayudante, algo en lo que los jugadores estarán de acuerdo.

Los diálogos de Wayne con Falcone o Dent muestran lo corrompida que está la ciudad y la necesidad de que Batman exista, algo que el millonario le repite a su mayordomo –y casi que a sí mismo– continuamente.

Como típica aventura de point-and-click, las secuencias de acción consisten en presionar un botón determinado cuando así se indica. Batman: The Telltale Series brinda la posibilidad de contestar los mensajes de texto que recibe Wayne con la elección que se prefiera. En los episodios siguientes se podrá optar entre Wayne y Batman al momento de investigar.

El juego también tiene algunas cuestiones destacadas en lo visual, sobre todo en cuanto al diseño de su protagonista cuando viste el traje. Las clásicas mallas grises dejan lugar a una especie de armadura liviana que se ve moderna e impresionante; así como los ojos luminosos de la máscara dan una sensación de imposición y terror que calzan a la perfección con los objetivos del murciélago.

Aunque se trata solo de un inicio, Realm of Shadows deja una buena sensación y las ganas de continuar la aventura. Además, la decisión de enfocarse en las dos caras de Batman hace sentir que se trata de una historia completa sobre el personaje y no solo una posibilidad de trompear villanos y volar por Ciudad Gótica. Para eso ya existe la saga Arkham Knight.

Esto es otra cosa; es una opción más interesante para los que prefieren los videojuegos conducidos por su trama y sus personajes, algo que Telltale sabe hacer muy bien.

Participantes

Una de las novedades de Batman: The Telltale Series es el Crowd Play, una especie de modo multijugador local, que permite que entre varios jugadores se tomen las decisiones de la aventura. Cada jugador se puede unir a la partida y votar en cada una de las decisiones. Se recomienda que participen entre 4 y 12 jugadores.

Acerca del autor