Las cuatro claves de la tecnología del futuro según el CEO de Apple

El secretismo que rodea las creaciones de los de Cupertino no ha impedido a Tim Cook desgranar su visión sobre cómo imagina la evolución de los dispositivos en los próximos años

A diferencia de los gurús que lanzan sus predicciones con las miras puestas en épocas que aún nos resultan demasiado lejanas como para llegar a imaginarlas, Tim Cook, CEO de Apple, se centra en un futuro muy próximo, quizás a uno o dos años vista, para aportar su propia visión sobre la evolución de la tecnología que nos rodea.

Eso sí, lo hace poco a poco y en pequeñas dosis, consciente de que cada palabra suya levantará cientos de especulaciones sobre los planes de la firma que capitanea.

Un "cambio masivo" en la industria del automóvil

Los rumores y certezas sobre la posible incursión de la compañía de la manzana mordida en el mundo de la automoción se suceden día tras día y ya ha trascendido que la tecnológica podría lanzar al mercado su Apple Car en 2019. De momento, Cook no confirma ni desmiente nada, pero en una conferencia organizada por el diario The Wall Street Journal, el ejecutivo explicó cómo cree que evolucionará la industria del automóvil a corto plazo.

Cook cree que el sector "se encuentra en un punto de inflexión" y pronto vivirá un "cambio masivo". El directivo añadió que "el software está adquiriendo una importancia creciente" en este campo y destacó el papel cada vez más relevante de los sistemas de conducción automática. En este sentido Cook ya dijo en el pasado que el objetivo de su empresa es trasladar la experiencia del iPhone al coche con su sistema CarPlay, pero no aportó ninguna novedad ni avance del trabajo de Apple en este terreno.

Los tabletas toman el control

Para Cook, los ordenadores de sobremesa tienen un futuro incierto e incluso se atrevió a pronosticar que los smartphones y tabletas suplantarían en breve a estos dispositivos.Sus razones son sencillas: el ejecutivo sostiene que, a día de hoy, "un iPad puede hacer cualquiera de las funciones habituales que demanda la mayoría de los ciudadanos" como consultar las redes sociales, mandar emails, escuchar música o ver películas.

Incluso si se echa de menos el clásico repiqueteo de los teclados físicos también pueden acoplarse a algunas tabletas como al nuevo iPad Pro de 12,9 pulgadas o a su competidor directo, la Surface de Microsoft. Eso sí, las empresas aún son reacias a alejarse de los ordenadores de sobremesa, lo que es las convierte en el próximo objetivo a conquistar.

Un televisión plagada de apps

Cuando la compañía dio a conocer en setiembre su nuevo Apple TV, que llegará este lunes al mercado, Cook aprovechó la ocasión para aportar su visión sobre el futuro de los televisores. "Creemos en una televisión llena de aplicaciones", remarcó el directivo.

Así, y según augura Cook, estos aparatos seguirán la estela marcada, una vez más, por smartphones y tabletas y dejarán de ser un simple centro de entretenimiento que únicamente permite al usuario cambiar de canal. Las smart TV supondrían el paso intermedio que ya se ha instalado en muchos hogares, pero Apple TV, con la posibilidad de descargar cientos de herramientas diseñadas por terceros, iría más allá, en opinión del ejecutivo.

Adiós a las billeteras

Si bien Apple Pay aún no ha despertado tanto interés entre los usuarios como él esperaba, Cook aún sostiene que estos sistemas de pagos móviles tienen y tendrán un peso más que significativo en la sociedad.

El directivo auguraba en enero que este 2015 sería el año de Apple Pay, y aunque de momento las cifras le están quitando parte de razón, ahora podría experimentar un gran impulso con la generalización en EEUU de las tarjetas de crédito con chip (de uso muy común ya en Europa). Se cree que, ante esta coyuntura, muchos podrían optar por los sistemas del estilo a Apple Pay debido a la seguridad extra que aportan al usuario.


Vía Expansión


Fuente: Expansión