Las cifras de la censura china

En 2015, el gobierno cerró 28.000 páginas y censuró 15 millones de publicaciones
La censura china confiscó 15 millones de publicaciones y cerró 28.000 páginas web por difundir contenidos considerados "ilegales" o pornográficos a lo largo de 2015, según datos divulgados hoy por las autoridades.

La Oficina Nacional contra la Pornografía y las Publicaciones Ilegales, citada por la agencia oficial Xinhua, dio a conocer las cifras de su trabajo a lo largo del año pasado dentro de una campaña contra este tipo de contenidos que, advirtió, continuará en 2016.

Las autoridades centrarán sus inspecciones en las zonas alrededor de las escuelas para descubrir las tiendas que vendan este tipo de publicaciones y, además, perseguirá a quienes compartan en internet enlaces a sitios web pornográfico, páginas de almacenamiento en la nube o juegos en línea, dijo este organismo.

El presidente chino, Xi Jinping, ya recalcó la necesidad de mantener una "lealtad absoluta" al liderazgo del Partido Comunista durante una gira que realizó el pasado 19 de febrero por los tres grandes medios de comunicación oficiales del país, la agencia de noticias Xinhua, el Diario del Pueblo y la cadena televisiva CCTV.

Varias organizaciones han denunciado recientemente que China está viviendo uno de los periodos de más intensa represión contra la disidencia y de recortes de las libertades de los últimas décadas.

Dentro de esa campaña para frenar las críticas, las autoridades chinas han retenido a cinco libreros de Hong Kong por vender libros prohibidos por el régimen comunista.

Además, la Administración del Ciberespacio de China anunció la semana pasada que había suspendido más de 580 cuentas en la red social Weibo, el equivalente chino de Twitter, por divulgar rumores, confundir a la población o ir en contra de la Constitución.

También la editora de uno de los diarios más prestigiosos de China, el cantonés Southern Metropolis Daily, Liu Yuxia, ha sido despedida por elaborar una portada en la que supuestamente se criticaba con un mensaje semioculto la censura de los medios de comunicación en el país.
Fuente: EFE