Las bestias del cielo

¿Cómo volaban los pterosaurios con esas alas del tamaño de un ómnibus?

Las aves más grandes vivieron hace unos 25 millones de años, de acuerdo a la evidencia fósil. El Pelagornis sandersi tenía alas que podían medir 7,38 metros de punta y a punta y se estima que pesaba entre 20 y 40 kilos. "Era una gaviota con esteroides", ilustró Michael Habib, de la Universidad del Sur de California.

El ave voladora más pesada conocida, el Argentavis, pesaba más del doble pero su tamaño era más pequeño. Se cree que vivió hace unos 6 millones de años.

Los pterosaurios, que en realidad era reptiles que vivieron durante casi todo el Mesozoico (hace entre 252 y 66 millones de años), evolucionaron el poder de vuelo antes que las aves y algunos lo hicieron a gran escala. Uno de ellos, el Quetzalcoatlus northropi, vivió hace unos 68 millones de años y contaba con alas de 10,4 metros. Su peso podía llegar a los 260 kilos. En otras palabras, pesaba tanto como un piano y sus alas eran largas como un ómnibus.

Colin Palmer, investigador de la Universidad de Bristol, ha trabajado con Habib para explorar los límites mecánicos de estos pterosaurios gigantes. Se estima que la medida máxima entre las alas era de 11 metros. "Los cálculos sugieren que los mayores pterosaurios no podían batir sus alas continuamente", explicó Palmer a la BBC. No obstante, la masa muscular estimada de un Quetzalcoatlus sugiere que tenían un estilo de vuelo similares a los cóndores modernos.

Los investigadores creen que los pterosaurios se empujaban a sí mismo con sus patas delanteras para iniciar el vuelo. Tenían huesos llenos de aire, al igual que las aves modernas. En lugar de plumas, se cree que las alas de pterosaurios eran membranas, lo que los ayudaba a volar de manera más eficiente. Para Palmer, esta adaptación podría ser lo que les permitió crecer y convertirse en los depredadores dominantes de su época.