Las bajas ganancias por tener un hit en un servicio de streaming

El autor de All about that bass afirmó haber obtenido solo US$ 5.679
La canción interpretada por la cantante estadounidense Meghan Trainor All about that bass, que dominó las listas de éxitos el año pasado, le generó a su compositor US$ 5.679 por 178 millones de reproducciones. Así lo indicó el autor, Kevin Kadish, quien escribió la canción junto con la artista.
"Eso es lo más grande a lo que puede aspirar un autor en su carrera, un número uno en 78 países", se quejó Kadish durante su intervención en una mesa redonda sobre derechos de autor. "Pero si estás ganando US$ 5.600, ¿cómo alimentás a tu familia?", agregó.

El artista no especificó cuál fue su colaboración con Trainor, pero sí indicó que la ganancia promedio para un equipo de compositores es de US$ 90, publicó el sitio de noticias tecnológicas Ars Technica.
Esta protesta se suma a las de varios otros artistas que una y otra vez reclaman más ganancias por sus obras. Tal es el caso de Taylor Swift, la popular estrella pop que eliminó varias canciones del servicio de streaming de música Spotify, no sin antes acusarlos de pagar muy bajas regalías, puntualmente, una facción de centavo de dólar por reproducción.

Antes, el cantante de la banda Radiohead, Tom Yorke, había expresado que la plataforma Spotify era "la última flatulencia desesperada de un cadáver moribundo", y también eliminó sus canciones y las de su banda Atoms for Peace de la plataforma.

El auge del streaming

Las ventas de CD en Estados Unidos se desplomaron casi un tercio en el primer semestre del año. Sin embargo, el crecimiento de la música en línea compensó las pérdidas de ingresos, dijeron el lunes profesionales del sector.

Los ingresos por CD de larga duración, que por décadas dominaron la industria, cayeron 31,5% en los primeros seis meses del año, comparado con el mismo periodo del año pasado,indicó la asociación estadounidense Recording Industry Association.

Las ventas por este sistema que permite escuchar música en línea a demanda (incluidos los servicios de suscripción como Spotify pago y redes de radio por internet) totalizaron US$ 1.030 millones, un 23% más en relación a un año atrás, aunque similar al desempeño de la segunda mitad de 2014. El streaming representó un tercio de los ingresos totales de la industria.

Basado en AFP