Lanzan cohete hecho con material reutilizable

La cápsula no tripulada despegó en la tarde de hoy y lleva suministros, provisiones y equipos importantes entre los que hay implementos para instalar una unidad capaz de cultivar vegetales en el espacio.
La empresa privada estadounidense SpaceX lanzó este viernes su cápsula no tripulada, Dragon, a bordo del cohete Falcon 9 para entregar provisiones y equipos a la Estación Espacial Internacional (ISS). Lo novedoso del cohete es que muchos de los materiales que la componen se podrán reutilizar en otros lanzamientos, de acuerdo con Techcrunch.

Luego de tres aplazamientos, el cohete despegó de la plataforma de lanzamiento en Cabo Cañaveral, Florida, luego de una cuenta regresiva efectuada sin ningún problema, informó la agencia espacial estadounidense, NASA.

Esta es la tercera de las 12 misiones de carga previstas por la NASA.

El lanzamiento del Dragon había sido pospuesto varias veces, una de ellas el mes pasado por la empresa SpaceX, debido a un problema técnico, y a principios de abril, debido a un fallo en el radar de la Fuerza Aérea en la base de Cabo Cañaveral, que rastrea el vuelo del lanzador. El lanzamiento anterior de una cápsula Dragón se celebró en marzo de 2013.

Dragon proyecta entregar 2,2 toneladas de equipos importantes y suministros, incluyendo una nueva escafandra espacial y componentes para reparar las de quienes viven a bordo de la ISS, así como equipos para 150 experimentos científicos y alimentos.

Entre estos experimentos, hay una unidad capaz de cultivar vegetales en el espacio (Veggie) y otra para entender por qué el sistema inmunológico se debilita en los astronautas en condiciones de microgravedad.

La NASA envía además un sistema experimental capaz de transmitir datos más rápidamente a través de haces de luz láser, que será el primero para el espacio.

En virtud de un contrato de 1,6 millones de dólares con la NASA, SpaceX llevará a cabo un total de 12 misiones de carga hacia la ISS.

Esta será la cuarta visita del Dragon a la ISS después del primer vuelo de prueba que tuvo gran éxito en mayo de 2012 y que marcó el primer acoplamiento de una nave espacial privada a la estación orbital. En octubre le siguió la primera misión comercial de carga.

 

 

Comentarios