La vida paralela de los deportistas

En algún momento iba a pasar: ahora examinan con detenimiento qué habilidades les dan los videojuegos e incluso se preocupan por su apariencia
Una de las mejores cosas que tienen los videojuegos deportivos es que con ellos se puede modificar la realidad. Si somos seguidores del Real Madrid, podemos jugar una Liga de Campeones y ganársela al Barcelona de Suárez, Neymar y Messi en el FIFA 2015. Si somos de Peñarol, Nacional, Danubio o Defensor podemos aprovechar algunas de las anteriores entregas de la serie Pro Evolution Soccer (PES) y ganar de una vez por todas la ansiada Copa Libertadores. Podemos quedarnos con el título de la NBA liderando a un equipo menor contra los poderosos planteles de LeBron James o Stephen Curry, o incluso dominar la Fórmula 1 con un coche de una escudería que en la vida real no tendríamos chances ni de oler los puestos altos al final de cada carrera. Sí, hay otra vida posible en los videojuegos deportivos. Lo que cambió es que ahora los propios deportistas se la están empezando a tomar más en serio.

La reciente publicación del adelanto del juego NBA 2K16 es una fuerte prueba de ello. Como modo de promoción, los estudios 2K aprovecharon su buen relacionamiento con jugadores de la liga enviándoles capturas de pantalla para que comprobaran lo parecidos que estaban en la versión digital de sí mismos y con el número de media con el que comenzarían jugando ese año. La "media" es el promedio de todas sus habilidades (en el 2K16 supera las 20 variables) y el número que podría señalarse como "de la discordia".

"¡Setenta en NBA 2K16! Esto es solo el comienzo, seguirá subiendo", tuiteó el novato de Detroit Pistons Spencer Dinwiddie, tras chequear su estatus en el juego.

Uno al que no le gustó demasiado su media fue a Isaiah Thomas, base de los Boston Celtics. "¿Solo 81? ¡Vamos!", tuiteó a Ronnie 2K, personaje que representa al juego en Twitter tras –de todos modos- agradecerle por la captura de pantalla al equipo del videojuego. Uno que no tuvo problemas con su media es Kevin Durant: comenzará el juego con 91.

Pero la NBA no es el único lugar en el que los deportistas se quejan de las habilidades que les asignan los videojuegos: a propósito de la salida de una nueva versión del juego de fútbol americano Madden 2016 (un clásico de la marca EA Sports), una serie de novatos fueron entrevistados con miras al comienzo de la temporada. De 10 entrevistados, apenas uno estaba contento con su rating y, si bien se lo tomaron con humor, varios tiraron los papeles con sus especificaciones de habilidades a la cámara. En el fútbol americano desde hace tiempo los deportistas chequean sus habilidades, algo que parece ir de la mano con el crecimiento en el nivel de detalle de apariencia de cada jugador. Hoy, hasta el sudor y los tatuajes son recreados para mayor realismo.

Pero ¿cómo se definen o desarrollan estas "medias"? En el caso del Madden, precisamente este año, tras 16 entregas, acaba de renunciar a su cargo de ratings czar (algo así como el César de las "medias") Donny Moore, quien hasta este año fue el responsable de definir valores como velocidad, reflejos, aceleración, visión, inteligencia, fuerza, determinación y más para los más de 2.600 jugadores que componen el universo NFL, una tarea por lo menos compleja teniendo en cuenta el nivel de análisis.

Moore recuerda varios episodios con jugadores a propósito de las habilidades que les había asignado: "Una vez me llamó al teléfono de mi cubículo el quarterback (armador) de los Carolina Panthers y me dijo: 'Necesitamos hablar sobre mi velocidad'. Lo que sucedía era que él tenía una lesión dura en el talón (...) Terminó implorando que no lo hiciera más lento".

¿Qué cosas han cambiado en 16 años para trabajadores como Moore? Que ahora su trabajo es permanente: las habilidades de cada jugador pueden ir variando –y lo hacen– en función del tiempo que juegan, de su estado físico o de su performance, lo cual lo hace más real. Temporada a temporada, también, el "valor" de un jugador irá variando en función de cuánto lo use el jugador y de lo bien que lo haga en cada encuentro. Como el deporte mismo, aunque siempre que haya un número o valoración contundente habrá polémica.

neymar.PNG


Dobles

Este año, las franquicias de videojuegos FIFA y PES optaron por mostrar el nivel de realismo con el que presentan a sus atletas. Mientras que el PES usó como mascarón de proa a Neymar, FIFA presentó en un video la sesión de recreación del cuerpo y facciones de los futbolistas del Real Madrid.

Acerca del autor