La vida en 360 grados, retratada

La cámara Gear 360, recién llegada a Uruguay, toma fotos y videos con los que además es posible bucear en el mundo de la realidad virtual
Entre tanta realidad aumentada y virtual, el consumidor a veces se siente perdido. Por eso las diferentes marcas comenzaron a intentar acercar estos conceptos a través de dispositivos sencillos de usar. En esta corriente entra la nueva cámara "redonda" de Samsung, un pequeño pero sólido aparato con doble lente que puede usarse con un trípode (viene uno pequeño incluido, pero sirve para otros) o sobre cualquier superficie, porque la parte inferior es plana.

Su funcionamiento es simple, ya sea que se la use independientemente de un smarpthone Samsung o vinculada a uno (funciona con toda la línea Galaxy S6 y S7). El objetivo es que cualquier usuario pueda tomar y compartir fotos y videos en 360°. Si bien es posible usarla más allá del smartphone –solo tiene un botón para encender, otro para el menú y el disparador para grabar o tomar una foto- muchas de sus mejores funcionalidades no se aprovechan al máximo si no se la asocia a uno.

La Gear 360 está construida con un plástico resistente; como debe ser, porque buena parte de los usos de esta pequeña cámara son en el exterior y los golpes y caídas siempre son un riesgo. Las imágenes se pueden almacenar en el propio dispositivo, que permite usar una tarjeta de almacenamiento microSD de hasta 128 GB Otra característica interesante es que permite cambiar la batería, una ventaja que ya muchos smartphones han abandonado pero que en el caso de una cámara es indispensable.


Redacción El Observador 360°
Nota: Para utilizar la función de 360° haga click sobre el video y arrastre, o utilice las flechas ubicadas en el extremo superior izquierdo del video.


A la hora de probar su resolución, las fotografías generadas son de excelente calidad y los videos, si bien nítidos aún pueden mejorar mucho en cuanto a la reproducción vívida de colores.

La innovación de poder filmar todo lo que un ser humano ve alrededor, arriba y abajo, es suficiente para dejar de lado ciertas cortedades en la resolución de la Gear 360. Si bien incluye dos micrófonos no son suficiente para una reproducción de calidad del sonido; un punto a mejorar es la suma de un conector para micrófono externo, algo vital porque en el video moderno el sonido puede ser tan importante como la imagen.

Para mirar lo que se filmó el smartphone es la salida más natural (y donde se ve en mejor calidad), pero también YouTube o Facebook son grandes aliados, porque desde 2015 permite subir videos en 360°. El segundo accesorio que se vuelve interesante de usar para disfrutar de estas imágenes son los lentes de realidad virtual; Samsung ha generado un combo interesante con sus Galaxy, cámara 360 y sus Gear VR. Claro que quien quiera experimentar con esta cámara deberá ser un usuario Samsung intensivo, porque la Gear 360 no funciona con otras marcas.

Esta pequeña cámara tal vez sea un pasatiempo, pero para el usuario curioso puede ser una manera sencilla de comenzar a sumergirse en la realidad virtual en primera persona, ya no solo como espectador sino como creador.

Embed



Acerca del autor