La verdad de Gondwana

La separación continental de Australia, Antártida e India del antiguo continente sucedió de forma distinta a como se creía hasta el momento, según un nuevo estudio
Hace unos 165 millones de años el antiguo continente llamado Gondwana comenzó a dividirse. Australia, India y la Antártida se separaron de él en un proceso que fue distinto al que se pensaba hasta ahora, según un reciente estudio australiano.

Gondwana, uno de los dos supercontientes que junto al de Laurasia agrupó toda la masa terrestre hace unos 200 millones de años, se dividió en nuevos bloques: Gondwana Este (la actual Antártida, India, Madagascar y Australia) y Gondwana Oeste (América del Sur y África).

Una nueva subdivisión dio lugar a los bloques que forman las actuales India y Madagascar y otro que corresponde a Australia y la Antártida.

Según el investigador de la Universidad Nacional Australiana, Gordon Lister, los modelos científicos anteriores que intentaron explicar los desplazamientos de Australia, India y Antártida de Gondwana han omitido información clave y por lo tanto son "inconsistentes".
Puede parecer relativamente trivial intentar determinar el punto de partida real, pero esto supone una gran diferencia para poder determinar donde terminarán (estos territorios)", indicó Lister

Los últimos estudios obtienen pruebas del basalto fundido que emerge de cordilleras volcánicas en los océanos, donde se conservan, una vez solidificado, datos de los cambios en la polaridad del campo magnético de la tierra de hasta más de 100 millones de años.

"Hasta ahora se había focalizado la atención en información que se puede obtener fuera de los océanos", dijo Lister el medio local ABC.

El equipo de científicos utilizó un programa informático para buscar las coincidencias entre las características geológicas a los largo de los contornos de las placas de Australia, Antártica y la India y retroceder virtualmente en el tiempo para construir el rompecabezas de Gondwana.

El otro modelo


En el nuevo modelo se recrea un movimiento rotatorio de Gondwana en el sentido de las agujas del reloj y da un punto de partida distinto para India y Australia tras separarse de la Antártida.

"Puede parecer relativamente trivial intentar determinar el punto de partida real, pero esto supone una gran diferencia para poder determinar donde terminarán (estos territorios)", indicó Lister.

La investigación encontró que muchas de las características geológicas a lo largo de los contornos de las placas entre Australia y la Antártida no se alineaban adecuadamente y que estas se habían formado después de que los continentes se separaran.

"Cuando se forman las cadenas montañosas, a menudo estas tienen muchas fallas. Esta geometría es como una arquitectura y esta arquitectura puede hacer coincidir (la información) de la Antártida y Australia", comentó.

Según este nuevo modelo, la costa noroccidental de Australia chocará con la isla indonesia de Java en unos 20 millones de años mientras el país oceánico "avanza hacia Pekín".

El estudio también contribuye a explicar cómo las placas tectónicas mueven a los continentes, causan terremotos y tsunamis y da información sobre los lugares donde se pueden hallar minerales.

Acerca del autor

Comentarios