La uruguaya multada por conducir usando Glass fue declarada inocente

La exploradora de Google Cecilia Abadie había sido acusada en California en octubre, supuestamente por manejar con los lentes inteligentes activados


En una audiencia en San Diego, sur de California, el comisionado John Blair desestimó una citación a Cecilia Abadie, de 44 años, quien había sido acusada de conducir distraídamente y a exceso de velocidad por supuestamente usar los Google Glass mientras conducía. Este mes, la uruguaya había declarado no ser culpable.

De acuerdo al fallo, no había suficiente evidencia de que Abadie estaba usando el dispositivo activamente cuando fue detenida por la policía el 29 de octubre. "Me alegra por Abadie que la citación haya sido desestimada", dijo su abogado, William Concidine. Por su parte, la uruguaya fue publicando posts acerca del proceso en su cuenta de Google+, hasta finalmente escribir el jueves que había sido hallada no culpable.

"A medida que la tecnología avanza y es colocada o utilizada en vehículos, la justicia debe responder a ella o de lo contrario ésta continuará siendo sujeto de la interpretación de jueces individuales", opinó Concidine.

La uruguaya es una de las 10.000 exploradoras de Google que están poniendo a prueba las gafas interactivas con comandos vocales, desarrolladas actualmente como prototipos previo a una comercialización al público en general.

La primera


El 29 de octubre, Abadie había sido multada en el condado de San Diego, por supuestamente violar un código que prohíbe conducir "si una pantalla de televisor o video" es visible para el conductor.

El caso hizo ruido en Estados Unidos, porque era la primera vez que un conductor era multado por usar las futuristas gafas de Google.

Concidine argumentó en el tribunal que Abadie no estaba usando las Google Glass mientras estaba manejando, pero sí las activó cuando miró hacia el oficial durante la detención de tránsito.

Los Google Glass, que lucen como una diminuta cámara frente al ojo derecho, permiten a los usuarios tomar fotografías, grabar videos, enviar mensajes o realizar otras tareas con controles táctiles o mediante comandos de voz.

Los lentes se conectan a internet a través de puntos de acceso Wi-Fi gratuito o por conexión inalámbrica a los teléfonos móviles. Las fotos y videos se pueden compartir inmediatamente a través de las redes sociales con solo expresar un comando en voz alta.

Acerca del autor

Comentarios