La última megaconstrucción de Emiratos Árabes es una montaña

Cuando el aire húmedo se encuentra con un obstáculo de ese tipo, asciende, se enfría y genera vapor de agua, lo que permitiría tener más lluvias

En Emiratos Árabes (EAU) planean construir una montaña artificial para que aumenten las precipitaciones, debido a la poca lluvia que cae durante el año sobre ese lugar; según Arabian Business, el proyecto ya se está estudiando para que pueda hacerse realidad.

Como publica Onicrono en su web, los petrodólares de los Emiratos permitieron crear cosas increíbles como las islas artificiales con foma de palmera, y ahora pretenden alzar la Torre de Dubai, que sería la construcción más alta del mundo, incluso más que el Burj Khalifa (828 metros de altura). Sin embargo, han puesto el foco en asuntos más importantes y problemáticos, como las escasas lluvias.

El trabajo previo para la construcción de la montaña artificial lo realizan en conjunto con expertos del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) de Estados Unidos. La investigación gira en torno a cómo la montaña afectaría al clima del lugar, qué altura debería tener y qué diseño.

¿Por qué una montaña? Cuando el aire húmedo se encuentra con un obstáculo de este tipo, asciende y se enfría, lo que genera vapor de agua que luego será lluvia.

En la región hay temperaturas muy altas, llueve poco y cuando llueve no es con intensidad ni durante un tiempo prolongado.

Onicrono señala que el crecimiento de la población de los EAU y el ser un destino que ha crecido en turismo y negocios, ha incrementado visiblemente el consumo de agua (en Abu Dhabi, la capital, ya tomaron medidas para reducirlo).

Según el sitio Xataca, en 2015 Emiratos Árabes gastó más de 500.000 dólares en alrededor de 180 misiones de siembra de nubes artificiales y repartió más de 5 millones en proyectos de ivnestigación sobre el tema.