La tecnología se pone a tiro con Star Trek

Aparatos y servicios proyectados para una civilización enmarcada 300 años en el futuro ya son realidad, están en desarrollo o incluso superaron a la ciencia ficción
En un lugar distante de la galaxia, dentro de 300 años, el capitán de la nave Enterprise, James T. Kirk, habla con su equipo a través de un comunicador, sintetiza la comida y objetos varios usando un replicador, y recorre pequeñas distancias a través de un transportador. Los subalternos de Kirk realizan reuniones en habitaciones de realidad virtual y tripulan naves extraterrestres usando pantallas montadas en sus frentes. Todo esto sucede en la saga Star Trek y, por supuesto, se trata de ciencia ficción.

No obstante, esta ciencia ficción se está convirtiendo en realidad. Muchas de las tecnologías que aparecen en Star Trek están comenzando a formar parte del día a día y, en algunos casos, puede que incluso sea mejor que la que usa la Tropa Estelar. Lo mejor de todo es que no tendremos que esperar 300 años.

 

Comunicaciones


Es probable que el comunicador que utiliza el capitán Kirk haya sido una inspiración para la primera generación de teléfonos con tapa, aquellos que estuvieron tan de moda hace una década.

Estos celulares evolucionaron en smartphones, aparatos mucho más avanzados que el comunicador de la saga de ciencia ficción. Después de todo, el dispositivo de Kirk no recibía correos electrónicos, reproducía música, buscaba en internet, indicaba direcciones ni tomaba fotografías.

 

Salud


En breve, los smartphones incluirán funciones de evaluación médica propios del tricodificador, sin la necesidad de un dispositivo aparte. Recientemente, Apple anunció que iOS 8 incluirá una plataforma para datos vinculados a la salud que se verán en una aplicación llamada Health. Google, Microsoft, Samsung y otras compañías también están compitiendo para construir sus propias plataformas y dispositivos médicos.

Pronto surgirá una nueva generación de dispositivos que se visten, tales como pulseras, relojes y ropa, con sensores externos para realizar electrocardiogramas, medir la temperatura corporal, oxigenación de la sangre y otros signos vitales. Estos sensores serán reemplazados por otros menos molestos, como parches para la piel, tatuajes y eventualmente microchips que se colocarán en el cuerpo. También tendremos cámaras y sensores de calor, gas y sonido en los baños, cocinas y salas de estar para monitorear constantemente nuestra salud y estilo de vida.

Los sensores de salud se están haciendo posibles gracias a microelementos mecánicos y electromecánicos creados mediante la tecnología de microfabricación. Avances similares en micro y nanofluidos están permitiendo el desarrollo de chips en tamaño miniatura. Nanobiosym, por ejemplo, está desarrollando un dispositivo llamado GENE-Radar que puede identificar en cuestión de minutos una serie de enfermedades, incluyendo sida, malaria, tuberculosis y cáncer. Tales dispositivos serán ubicuos y podrán identificar de forma inmediata una amplia gama de marcadores de enfermedades. A diferencia del tricodificador de Star Trek, que se utiliza de vez en cuando, estos estarán monitoreando nuestros cuerpos constantemente.

 

Impresoras


Al ver los avances alcanzados por la impresión en 3D, uno comienza a entender qué es la materialización del replicador de Star Trek. Estas máquinas ya son capaces de crear objetos de plástico, metal, vidrio, titanio, células humanas e incluso chocolate a partir de un diseño en la computadora.

Las impresoras 3D aún son muy lentas, por lo que lleva demasiado tiempo imprimir un objeto del tamaño de una manzana. Pero en una década serán tan comunes, rápidas y baratas como las impresoras láser de documentos. Y en dos décadas aproximadamente, estaremos imprimiendo la cena y dispositivos electrónicos.

 

Videochat y realidad virtual


La capacidad de realizar videochats como en Star Trek ya existe. Pero en lugar de implicar grandes monitores, se usan aplicaciones gratuitas como Facetime y Skype que corren en los smartphones y tabletas.

Las conferencias en habitaciones de realidad virtual también son posibles desde hace varios años. En 2011, por ejemplo, la empresa uruguaya Holograam desarrolló un programa para comunicarse de esta manera, que se ve como el mensaje que la princesa Leia le deja a Obi-Wan Kenobi en Star Wars.

Iniciativas como Oculus, que Facebook compró en marzo por US$ 2.000 millones, están desarrollando aparatos de realidad virtual que simulan el mundo tangible. Otras compañías trabajan en proyectores tridimensionales que generan imágenes en las que una persona parece estar presente físicamente. Estas tecnologías están recién comenzando, pero es cuestión de verlas crecer y agregarles capacidad de tacto y olfato para entender que pronto nos estaremos encontrando en escenarios virtuales que se sentirán como los reales.

 

Traductor


El aparato que usaba el capitán Kirk para comunicarse con distintas especies alienígenas se encuentra en pleno desarrollo. Por ejemplo, el traductor de Google hace un gran trabajo traduciendo páginas de texto de un idioma a otro. Y a principios de este año, Microsoft hizo una demostración de una traducción de voz con intérprete en tiempo real que funciona con Skype.

Obviamente no habrá progresos en la traducción a lenguajes alienígenas hasta que no encontremos seres de otros planetas. Mientras tanto, los actuales traductores online en tiempo real para los idiomas humanos no están tan lejos de funcionar a la perfección.

 

Teletransportación


Recientemente un grupo de científicos anunció grandes avances en teletransportación cuántica. Esto despertó la esperanza de que un día podamos viajar en un transportador como el de Star Trek.

De todos modos, como también se pudo ver en la saga, la desintegración de los átomos en un lugar y su rearmado en otro puede derivar en problemas, ya que el cuerpo está sometido a errores de software o accidentes de hardware. Por eso, un buen plan alternativo a la teletransportación serán los autos que se manejan solos, que estarán disponibles comercialmente a finales de esta década.

 

Naves espaciales


La tecnología más maravillosa de Star Trek, la nave Enterprise, también podría estar en camino. En marzo de 2012, en una entrevista con Fox Studios, el magnate Elon Musk dijo que planeaba jubilarse en Marte. Afirmó que, inspirado en Star Trek, planeaba crear una nave espacial como el Enterprise que lo llevara al planeta rojo.

Lejos de estar bromeando o borracho, después de esa nota, su compañía Space Exploration Technologies o SpaceX logró que su cápsula Dragon se acoplara con éxito a la Estación Espacial Internacional. En diciembre pasado, SpaceX lanzó un satélite geoestacionario comercial usando un cohete Falcon. Para 2015, la empresa proyecta tener en el espacio naves tripuladas por humanos. Por eso no es de extrañar que Musk no solo desarrolle la primera Enterprise real, sino que también se convierta en su capitán Kirk.

 

Saludo


Por si toda esta tecnología no fuera suficiente, el lenguaje de símbolos emoji incorporará el clásico saludo vulcano de Spock, el cual en breve estará en celulares y tabletas para ser usado por todos los humanos.

Comentarios