La tecnología recupera el patrimonio perdido

Las piezas saqueadas y destruidas del Museo de Mosul por el Estado Islámico serán reconstruidas de forma virtual. Mirá el video


A finales de febrero, varios milicianos del Estado Islámico (EI) destruyeron estatuas y esculturas del Museo de la Civilización de Mosul, el segundo más importante de Irak, pertenecientes al imperio asirio (siglo VII a.C) en otro episodio de su campaña de demolición cultural. “El profeta nos ordenó deshacernos de las estatuas y las reliquias. Sus compañeros hicieron lo mismo cuando conquistaron países en su nombre", dijo un hombre en un video que difundió el grupo yihadista.

Semanas después, la Universidad de Tecnología de Chipre y la Red de Formación Inicial para el Patrimonio Cultural Digital han lanzado el Proyecto Mosul para recomponer las piezas a través de la aplicación de la fotogrametría y hacerlas accesibles desde museos virtuales.

“Suponemos que gran parte de los contenidos del museo fueron saqueados y cualquier cosa lo suficientemente pequeña como para ser eliminada fácilmente irá apareciendo en breve en el mercado de antigüedades. Cualquier cosa demasiado grande para su venta, parece haber conocido un final violento a manos de los extremistas del EI”, se lee en el sitio del proyecto de acuerdo a Europa Press.

Para alcanzar el objetivo, el equipo planea utilizar la tecnología 4D-CH-World para reconstruir las piezas a partir de fotografías y escaneados disponibles en línea. Como el museo está cerrado desde el saqueo, los expertos deben basarse en imágenes alojadas en repositorios de acceso abierto como Flickr y Picasa, la biblioteca digital Europeana y de donaciones de usuarios.

En el ataque se han quemado más de 100.000 manuscritos y 8.000 libros, entre ellos se encontraban libros siríacos, mapas y obras de la época otomana y periódicos iraquíes, según informó The Financial Times.

Una de las estatuas víctimas del ataque yihadista era un león alado descubierto durante una excavación en Nimrud, patrimonio de la humanidad desde 1985.

 


Acerca del autor

Comentarios