La tecnología que se viene en el 2015

Para cerrar este año, Cromo eligió seis desarrollos que serán protagonistas en los próximos 12 meses tanto en el mundo como en el escenario local
Se termina el 2014 y hay que pensar en lo que se viene. La feria tecnológica más grande del mundo, Consumer Electronic Show (CES) dará un vistazo de lo que serán los próximos 12 meses entre el 6 y 9 de enero en Las Vegas. Las empresas tecnológicas más importantes presentarán nuevos productos y anunciarán otros en los que están trabajando en este momento.

Se habla de hogares inteligentes, capaces de saber lo que uno quiere antes incluso de que lo pida gracias a internet, como una de las tecnologías protagonistas. Los wearables —tecnología que se viste — ya fueron protagonistas en el 2014 y lo serán también en el 2015 con el lanzamiento del reloj inteligente de Apple y lo que los expertos esperan sea el abaratamiento y perfeccionamiento de su tecnología.

Los dispositivos de realidad virtual también serán foco de atención. El Morpheus de Sony y el Oculus Rift de la empresa con el mismo nombre se están perfeccionando aún y Samsung ya tiene a la venta su Gear VR en Estados Unidos desde comienzos de diciembre. Estos aparatos son, para el editor de la MIT Technology Review, Jason Pontin, la forma de entretenimiento de inmersión más natural, en la que apuesta sus fichas. “En 2015, Oculus Rift y Magic Leap (dispositivos de realidad virtual) comenzarán a redefinir nuestro concepto de interfaces computacionales“ , señaló Pontin a Yahoo.

En 2015 se verá más de los drones, esta tecnología que ha revolucionado desde la guerra hasta el correo. Ya se rumorea que GoPro, la compañía responsable de fabricar las cámaras indestructibles para deportes extremos, piensa vender los suyos propios y se especula que su precio rondará entre US$ 500 y US$ 1.000. Y aunque aún no cuenta con la aprobación de las autoridades, el gigante del comercio electrónico Amazon anunció su propio plan para hacer entregas con estos aviones no tripulados, que podrían entrar en operación en cuatro o cinco años según su fundador, Jeff Bezos.

Para los más futuristas, se especula también con pantallas flexibles y baterías que se cargan de forma inalámbrica, pero por ahora son solo rumores. A continuación, algunas tendencias que se espera tomen vuelo en el próximo año.

 


Finanzas virtuales


La financiación colectiva está transformando la forma de obtener capital. Sitios web como Kickstarter o Indiegogo están permitiendo a emprendimientos pequeños obtener el apoyo necesario para establecerse. La economía colaborativa, por su parte, permite alquilar y vender cosas que antes solamente se comercializaban a través de un periódico o con el boca a boca. Estas ya están llegando a Uruguay con servicios como el carpooling, que permite compartir un viaje en auto y sus gastos con desconocidos, o el servicio de alquiler de viviendas Airbnb, todo a través de internet.

El pago a través de dispositivos móviles ya apareció en el horizonte con el lanzamiento del iPhone 6 y Apple Pay, una forma de comprar y vender a través del celular que ya comenzó a usarse en los parques de Disney en Estados Unidos junto con Google Wallet.

A su vez, muchos se cuestionan qué pasará con los Bitcoins, la moneda electrónica sin respaldo de ninguna autoridad que no conformó en su desempeño en el 2014. Mientras algunos pronostican su fracaso, Microsoft comenzó a aceptarla como pago en tiendas digitales en Estados Unidos; en España, en tanto, se instaló el primer cajero automático para la moneda de la red. Todas estas formas de manejar el dinero en la web seguirán dando que hablar en el próximo año.

 

Tecnología y salud




El 2014 fue el año del boom de la tecnología para la salud. La obsesión por recolectar cada dato posible de forma exhaustiva ha llevado a la creación de numerosos dispositivos y aplicaciones para que cada persona pueda hacerse cargo de su salud.

Desde el podómetro hasta el contador de pulsaciones, las nuevas funcionalidades de los smartphones para llevar el registro de todo lo referente a la salud serán también en 2015 un tema de conversación.

Los wearables (o tecnología que se viste) serán los grandes protagonistas. En 2015 la empresa de la manzana lanzará el Apple Watch, un smartwatch que se sumará a la amplia gama de relojes y bandas inteligentes que hay en el mercado y que se enfocan cada vez más hacia la recolección de datos referentes a la salud y fitness. Las aplicaciones de Apple, Samsung y Google para realizar este monitoreo —Salud, S Health y Google Fit— se potenciarán a medida que se comiencen a producir dispositivos con sensores o tecnología capaz de recolectar y procesar cada vez más información.

Peso, cantidad de pasos que se dan, azúcar, sueño e incluso la cantidad de cafeína, magnesio o vitaminas (A, B, C, D, E, F) ingeridos son algunas de las decenas de variables que se pueden registrar con estas apps. Por ahora, se pueden visualizar en gráficas para evaluar el progreso. El gran desafío para esta tecnología en el futuro será transformar toda esta información en algo útil a la hora de ir a la consulta médica.

El crecimiento no solo se verá el próximo año. Según la consultora Markets and markets, para 2018 el sector de las aplicaciones y servicios móviles para la salud crecerá tres veces y media en todo el mundo.

 

Impresión 3D


Este es el segundo año consecutivo en que la consultora en tecnología Gartner pone a la impresión 3D como una de las tendencias predominantes para el año que comienza. El impacto de esta máquina que permite darle tres dimensiones a prácticamente cualquier cosa ya se ha visto en el 2014 en todas las áreas: prótesis, implantes, maquillaje, comida y hasta viviendas fueron construidas con estos aparatos.

Su principal potencial es que permiten construir productos más baratos y adaptados a las necesidades de cada persona ya que se diseñan en la computadora y luego se plasman en tres dimensiones con materiales de lo más diversos.

El analista tecnológico Tim Bajarin se aventuró a pronosticar en la revista Time que estas impresoras llegarán a los hogares en 2015. Bajarin anunció que para fines de año ya habrán computadoras que incluyan escáner 3D que se venderán junto con una impresora.

La principal expansión de estos aparatos se verá, según Gartner, en su uso industrial y en el abaratamiento de los costos. Esto es uno de los impedimentos para que estas máquinas lleguen a los hogares, ya que en Uruguay pueden valer entre US$ 600 (MakerLab) y US$ 1.600 (en Fabrix).

 

Internet de las cosas


En su versión más futurista, el internet de las cosas es eso que hace que todos los electrodomésticos cobren vida cuando la persona toca el pomo de la puerta de su casa. Esto no solo tiene aplicaciones domésticas, sino que podría revolucionar la salud, por ejemplo, si los implementos médicos se pudieran interconectar y funcionaran sin necesidad de la intervención humana.

Por ahora, lo que está en el horizonte son las casas inteligentes. En junio de este año, Apple anunció Homekit, una plataforma que permitirá controlar relojes, luces, cámaras, puertas, termostatos, interruptores y enchufes en una casa desde el celular. Mientras la empresa y los desarrolladores lo perfeccionan, en la feria tecnológica Consumer Electronic Show (CES), que comenzará el 6 de enero del 2015 se podrá ver el primer dispositivo oficial que funciona con Homekit, de la empresa iDevices. En esta feria, el internet de las cosas será una de las estrellas, al igual que el año pasado.

Google aprontó su arsenal con la adquisición de la empresa Nest Labs en enero de 2014, una firma que produce termostatos inteligentes y alarmas de humo. Pagó por esta empresa US$ 3.200 millones. Google también está fabricando su propio auto que se maneja solo, que saldrá a las calles en una versión de prueba cuando comience el año, según anunció oficialmente.

Para 2020, la multinacional tecnológica Cisco pronosticó que se duplicará la cantidad de dispositivos conectados a internet. Este es el cuarto año en el que el Internet de las cosas está en la lista de la empresa de análisis del mercado tecnológico Gartner y, probablemente, lo siga estando, porque la revolución de los objetos recién comienza.

 

Streaming en todos lados


Poder hacer clic y darle play a un sinfín de contenidos viene siendo un hit en los últimos años. Es que el futuro de la televisión y de la difusión de contenidos culturales está en internet.

En 2014 el éxito del servicio para ver películas y series online Netflix se asentó en Uruguay, al igual que Spotify, la aplicación para escuchar música desde internet, que también desembarcó con sus competidores Google Play Música, Claro Música y otros.

Esta nueva forma de distribución de contenidos seguirá sacudiendo las estructuras de la industria cultural el año que viene. Para la música, por ejemplo, la financiera Credit Suisse ya pronosticó un crecimiento de 63% para las suscripciones a servicios vía streaming.

Para la industria audiovisual, HBO, que originariamente fue un servicio de televisión por cable, marcará presencia en la web al inaugurar en 2015 su servicio de streaming de contenidos sin necesidad de estar suscrito a un servicio de televisión por cable. Esto quiere decir que los fanáticos de las series Game of Thrones y Girls tendrán una forma de acceder a las producciones de HBO a través de la web sin tener que piratearlas, aunque por ahora el servicio solo funcionará para Estados Unidos.

¿La plataforma para todos estos contenidos? Las tabletas, los smartphones —con sus pantallas cada vez más grandes— y los televisores inteligentes o aquel los que cuentan con dispositivos para conectarse a internet. Para muchos, estos servicios podrían implicar el fin de la piratería.

 

Robótica


Robots como Baxter, de Rethink Robotivs, y UR10, de Universal Robots, tienen brazos, pantallas que muestran sus emociones y sensores que detectan qué está pasando a su alrededor. El costo de operarlos es menor que el de pagar sueldos a humanos. Ahora se puede tener robots trabajando 24 horas la día, los siete días de la semana, haciendo algunas de las labores destinadas a las personas.

Para la industria manufacturera los robots irrumpirán a lo grande, volviéndose cada vez más sofisticados. Esto beneficiará a Estados Unidos, Europa y partes de Asia porque se volverá una industria local. Para China, por su parte, será una mala noticia, ya que su economía depende de este tipo de trabajos.

Este será el gran impacto que tendrá la robótica en el 2015, dijo la profesora de robótica interactiva del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Julie Shah al sitio de noticias Mashable. Los robots, pronosticó, trabajarán codo a codo con los humanos. Esto ya se puede observar en la empresa Amazon, donde este mes se estrenaron más de 15.000 robots Kiva que trabajan en conjunto con sus empleados en empaquetado, recogida y envío de productos.

Por su parte, robots personales como Jibo y Pepper, ambos presentados este año, podrían salir a la venta a fines de 2015. Los desarrollos en robótica del MIT y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (Darpa, en inglés) seguirán sorprendiendo. (Basado en The Washington Post)

 


¿Y por casa?


Este año, estos fenómenos dejaron algunas pistas en Uruguay. La impresión 3D se consolidó con tres empresas que comenzaron a ofrecer el servicio: Copiplan, MakerLab y Fabrix. Estas máquinas llegaron incluso a las aulas cuando el Plan Ceibal comenzó a entregar impresoras 3D a UTU y liceos de todo el país con proyectos tan diversos como la construcción de autopartes o modelos a escala para clases de ciencias.

En lo que refiere a la combinación entre lo real y lo virtual, estudiantes de la Universidad Católica probaron los Beacons, para contar una historia solo a través del sonido. Se trata de pequeños aparatos que activan imágenes, sonido o diferentes contenidos en un smartphone al emitir un señal Bluetooth. Las aplicaciones que esto tendrá para el arte, la cultura y la publicidad recién comienzan a verse y darán que hablar en el futuro.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios