La ruta de los "monos del viejo mundo"

El hallazgo de un diente de entre 6,5 y 8 millones de años antigüedad permite responder cómo y cuándo esta familia de primates emigró hacia Asia


El descubrimiento en Abu Dhabi de un fósil de entre unos 6,5 y 8 millones de años antigüedad del diente de un primate apunta a que los conocidos como "monos del viejo mundo", entre los que se incluyen los babuinos y los macacos, pasaron por la Península Arábiga cuando se dispersaron desde África hasta Asia.

La investigación, cuyos resultados fueron publicados este martes en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), la ha llevado a cabo un equipo internacional con participación del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia, que informó del mismo en un comunicado.

El autor principal del artículo, Chris Gilbert, explicó que hasta ahora no se sabía exactamente "cómo y cuándo" esa familia de primates, con el nombre científico de cercopitécidos, habían emigrado hacia Asia.

El fósil hallado, un molar de pequeño tamaño encontrado en 2009 en la isla Shuwaihat de Abu Dhabi, aporta nuevos indicios sobre la ruta que siguieron.

Cambio de teoría


Hasta esta investigación, la principal hipótesis de los científicos era que la mayor parte de esa familia de primates, especialmente los macacos, habían llegado a Eurasia tras haber cruzado el estrecho de Gibraltar hace 6 millones de años.

En esa época se produjo la conocida como la crisis Mesiniense, en la que la acumulación de sal hizo que el mar Mediterráneo quedara prácticamente seco, por lo que los cercopitécidos podrían haberlo atravesado a pie.

"El fósil indica, en cambio, que la dispersión de los monos del viejo mundo podría haberse hecho por la vía de la Península Arábiga mucho antes de la crisis Mesiniense", relató Gilbert.

El hallazgo en medio del desierto de Abu Dhabi del fósil de un primate que vivía en los árboles "demuestra los grandes cambios ecológicos que se han producido en la península arábiga", aseguró el paleontólogo de la Autoridad de Turismo y Cultura del emirato Mark Beech.

El fósil descubierto es el más antiguo de un cercopitécido, ya que hasta ahora solo se habían encontrado restos de hace unos 4 millones de años, declaró el profesor de la Universidad de Yale y coautor del estudio, Andrew Hill.

En mayo, otro hallazgo odontológico ayudó a comprender más sobre estos animales. Se trata de un fósil de una muela de más de 25 millones de años, que guarda “información clave” para comprender cómo se separaron genéticamente los monos del viejo mundo y los simios.


Acerca del autor

Comentarios