La rana más tierna de internet

Un video de la rana de lluvia de Namaqua recorre la red cautivando no solo por su adorable forma redonda y su diminuto tamaño, sino por su croar similar al chillido de un muñeco


"Esa rana usó demasiado helio", bromea un usuario de YouTube bajo el video de una rana de lluvia Namaqua, colgado el miércoles pasado y que ya cuenta con más de 700 mil vistas en ese canal. En la filmación aparece un ejemplar de estos diminutos anfibios con su particular croar, similar al chillido de que emite un juguete infantil al apretarlo.

Según explica el autor del video, Dean Boshoff, el mismo fue grabado en Puerto Nolloth, Sudáfrica, de donde la especie Breviceps namaquensis es endémica. La rana aparece cubierta de granos de arena por el comportamiento propio de su especie, que permanece la mayor parte del tiempo enterrada en zonas arenosas, si bien no habitan en el agua, recoge The Huffington Post.

Estos pequeños animales alcanzan apenas 4, 6 centímetros en su edad adulta y su particular croar es parte de su método de defensa, aunque resulte enternecedor para el ser humano. Además, cuando se ven amenzados, son capaces de hincharse completamente para desalentar a sus predadores.

Durante el escaso tiempo que permanecen en la superficie, sobre todo luego de la lluvia, estas ranas se alimentan de insectos. Su aspecto natural difiere del de la mayoría de los anfibios: poseen una cabeza angosta, ojos alargados, una cara plana y una boca pequeña, que se pronuncia hacia delante cuando pone "cara de enojada", al decir de Boshoff.

El video se ha encargado de dar protagonismo a esta especie, cuyo estado de conservación está catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como de "preocupación menor", ya que abunda localmente y su población es estable.

Una vez más internet se encarga de dar fama a una especie animal poco conocida (al menos en estas latitudes), si bien es mérito propio de la Breviceps namaquensis el cautivar a las masas con su tierno croar.

Acerca del autor

Comentarios