La perversión del ciberespionaje

La inteligencia británica interceptó y almacenó imágenes de 1,8 millones de usuarios durante conversaciones privadas usando cámaras web, incluidas escenas sexualmente explícitas
La agencia de espionaje británica GCHQ interceptó millones de conversaciones con cámara web y almacenó capturas de pantalla de ellas, incluidas algunas sexualmente explícitas, informó el jueves el periódico The Guardian.

Los archivos de GCHQ, fechados entre 2008 y 2010 y entregados al diario por el ex contratista de seguridad Edward Snowden, revelaron que el programa de vigilancia, llamado Optic Nerve, guardó una imagen cada cinco minutos de conversaciones con webcam al azar de Yahoo y las almacenó en la base de datos de la agencia.

Optic Nerve, que empezó siendo un prototipo en 2008 y seguía activo en 2012, pretendía probar el reconocimiento facial automático y controlar a objetivos del GCHQ, dijo The Guardian. Según la ley británica, no hay restricciones para que la inteligencia británica acceda a las imágenes de ciudadanos de Estados Unidos, añadió.

GCHQ recogió las imágenes de webcam de unos 1,8 millones de usuarios de todo el mundo durante seis meses sólo en 2008.

"Es una política de hace mucho tiempo el no comentar asuntos de inteligencia", dijo el jueves un portavoz de GCHQ.

En coordinación con NSA


En otra señal de la amplia política de compartir información entre las agencias de espionaje británica y estadounidense que ha irritado al público y los políticos, la información de las webcam se volcaba en las herramientas de búsqueda de la Agencia Nacional de Seguridad y todos los documentos de conducta estaban disponibles para los analistas de la NSA, dijo el periódico.

Pero no está claro si la NSA había tenido acceso a la base de datos real de las imágenes de webcam de Yahoo, añadió.

Snowden, asilado en Rusia tras huir de Estados Unidos, provocó un gran escándalo cuando proporcionó detalles de los programas de vigilancia de la NSA a The Guardian y The Washington Post.

Durante décadas, la NSA y el GCHQ han trabajado como socios cercanos, compartiendo inteligencia bajo un acuerdo conocido como UKUSA. También han colaborado con agencias en Canadá, Australia y Nueva Zelanda bajo un acuerdo conocido como la alianza de los "cinco ojos".

Sexo ante la cámara


Con el Optic Nerve, GCHQ intentó limitar la capacidad de sus trabajadores para ver las imágenes de webcam, pero aún podían ver imágenes de gente con nombres de usuario parecidos a objetivos de la inteligencia, dijo The Guardian.

GCHQ también puso en práctica restricciones en la toma de imágenes sexuales explícitas, pero su software no era siempre capaz de distinguir entre estas y otras imágenes.

La agencia de espionaje acabó excluyendo imágenes en las que el software no había detectado ninguna cara en la búsqueda de resultados para prevenir que el equipo accediera a imágenes explícitas, añadió.

Populares de la sección

Comentarios