La panda gigante del zoo de Washington tiene dos crías

Uno de los cachorros debe ser alimentado por sonda, ya que no está ganando suficiente peso

La panda gigante del Zoológico de Washington, Mei Xiang, dio a luz dos pequeños ositos sólo unos días después de que se confirmara que estaba embarazada, y sus cuidadores se mostraron hoy optimistas de que las crías salgan adelante.

El primer parto tuvo lugar en la tarde del sábado y el segundo bastante después, en horas de la noche, según confirmaron los responsables del Zoológico de Washington, que al igual que los principales museos de la ciudad depende del Instituto Smithsonian.

Las crías nacieron sin pelo y tienen el tamaño de una rata adulta. Según el zoológico, el primero pesó 86,3 gramos y el segundo 138 gramos. "Todos estamos extremadamente felices", aseguró la portavoz del zoológico, Pamela Baker.

Como las pandas que tienen gemelos, que es lo más normal, suelen enfocarse en la alimentación de una de las crías y dejan morir a la otra, los responsables del zoo están siguiendo una técnica china consistente en cambiar a los cachorros cada cierto tiempo para que ambos puedan desarrollarse. Mientras uno está con la madre, el otro permanece en una incubadora, lo que permite que ambos se alimenten y puedan establecer un vínculo afectivo con la madre.

El director del zoológico, Dennis Kelly, aseguró que si antaño había un 20% de probabilidades de que las crías de panda sobrevivieran tras parir en cautiverio, está técnica desarrollada hace unos veinte años por los biólogos y especialistas chinos permite el éxito en el 80% de los casos.

Sin embargo, el más pequeño de los dos bebés panda debe ser alimentado por sonda porque no está ganando suficiente peso, según dijo la institución en su boletín diario el lunes de mañana.

"El equipo panda le dio fórmula para bebés y suplementos alimenticios a través de un biberón muy pequeño. (Sus cuidadores) se preocuparon porque no ganaba suficiente peso y decidieron alimentarlo a través de una sonda", escribió el zoológico nacional Smithsonian en el comunicado.

"Los cachorros son muy vulnerables a esta primera semana y el riesgo sigue siendo alto", añadió la institución.

Mei Xiang había sido inseminada artificialmente en abril pasado con el esperma congelado de Hui Hui, un panda gigante que vive en China, y luego se le realizó una segunda inseminación con el esperma de un panda gigante del propio zoológico de Washington. Pero hasta julio no había habido indicios de que hubiera habido éxito, y no fue hasta el pasado 10 de agosto que los responsables del zoológico de Washington dieron la noticia de su embarazo.

Se realizarán dos pruebas de ADN para determinar quién es el padre de los cachorros, cuyo sexo se podrá saber dentro de tres a cuatro semanas.

La panda gigante, de 17 años --la esperanza de vida promedio de un panda gigante es de poco menos de 20 años--, ya había tenido dos cachorros que sobrevivieron, Tai Shan, nacido en 2005 y que actualmente vive en un zoológico en China, y Bao Bao, que precisamente hoy cumplió dos años y que vive con su madre en Washington.


Fuente: AFP y EFE