La nueva sede de Google en Londres

El gigante de internet construirá una oficina de 93.000 metros cuadrados por un valor de US$ 1.600 millones en King's Cross Central


Google está desarrollando una nueva sede en Gran Bretaña que podría valer hasta US$ 1.600 millones cuando esté terminada, en el más reciente negocio en el extranjero para el acaudalado grupo de internet estadounidense.

Google compró un sitio de una hectárea en el proyecto Kings Cross Central, uno de los mayores planes de regeneración de Londres, donde construirá una oficina de 93.000 metros cuadrados, dijeron el jueves los desarrolladores responsables del proyecto sin dar a conocer el precio de compra.

Otra fuente con conocimiento del negocio dijo que Google está invirtiendo US$ 1.040 millones para comprar y desarrollar el sitio. El edificio de oficinas tendrá un valor de hasta US$ 1.600 millones cuando esté terminado en el 2016, comentó una segunda fuente.
Esta es una inversión grande por parte de Google, nos estamos comprometiendo más con Gran Bretaña, donde se inventó la computación y la web. Es una buena noticia para Google, para Londres y para Gran Bretaña", dijo Matt Brittin, vicepresidente de Google para Europa del Norte y Central

"Esta es una inversión grande por parte de Google, nos estamos comprometiendo más con Gran Bretaña, donde se inventó la computación y la web. Es una buena noticia para Google, para Londres y para Gran Bretaña", dijo en un comunicado el vicepresidente de Google para Europa del Norte y Central, Matt Brittin.

Google se mudará desde sus actuales oficinas en los distritos de Victoria y Holborn en Londres en el 2016 cuando el edificio esté terminado. Las labores de construcción en el sitio comenzarán a fines del 2013 y el edificio tendrá entre 7 y 11 pisos.

El gigante de internet tradicionalmente ha arrendado sus oficinas en el extranjero, pero en los últimos dos años ha comprado dependencias en París, Dublín y ahora Londres, de acuerdo con documentos de la compañía. Kings Cross Central, por ejemplo, es un complejo de casas, oficinas y tiendas comerciales de alta gama.

Hasta el 31 de diciembre de 2011, Google tenía US$ 44.600 millones en dinero, con US$ 21.200 millones en el extranjero, según su informe anual de 2011. Si los fondos mantenidos en el exterior fueran repatriados, serían sujetos a impuestos en Estados Unidos, afirmó Google.

Los dueños de oficinas ven a Google como un preciado inquilino debido a que se espera que su presencia atraiga a otras empresas de tecnología, especialmente pequeñas firmas que recién comienzan a operar, y de ese modo ayude a elevar las rentas.

Comentarios