La naturaleza humana podría frustrar nuevo piloto automático de Tesla

La velocidad de reacción de las personas no es suficiente para tomar el control en caso de emergencia

Cuando los dueños de un Tesla activen la función de piloto automático de su auto, una señal de advertencia pequeña aparece en la parte de abajo del tablero:

"Mantenga siempre las manos al volante. Esté preparado para tomar control en cualquier momento".

La mayoría de los vehículos Tesla se actualizaron con la opción de piloto automático esta semana, ofreciendo uno de los mejores ejemplos de progreso rápido en tecnología automotriz. Pero la naturaleza del sistema de Tesla, que pedirá a los conductores que tomen el control de su vehículo inmediatamente, puede llevar a situaciones de riesgo ya que los conductores puestos a prueba no están prontos para tomar el volante de forma segura, advierten investigadores y expertos en seguridad.

"Si por la automatización la falta de atención crece, entonces el número de choques podría aumentar", advirtió Alain Kornhauser, quien dirige el programa de ingeniería de vehículos autónomos de la Universidad de Princeton. "Si la cantidad de falta de atención se mantiene igual, entonces muchos menos Teslas chocarán debido a la falta de atención – la automatización sustancialmente reduce la probabilidad de un choque".

Los conductors de Tesla serán alertados por un pitido y una alerta visual cuando tengan que tomar el control, lo cual en algunos casos podría ser inmediatamente. Mientras que eso puede llamar la atención del conductor, el peligro es que, debido a la naturaleza humana, no siempre habrá suficiente tiempo para reaccionar ante una situación peligrosa. Unos pocos segundos pueden ser la diferencia entre un viaje seguro y un accidente.

Tesla Motors aseguró que sus autos están equipados con un sistema de frenos automáticos para intervenir en una colisión inminente. Y cree que su nuevo modo de piloto automático aumentará la seguridad.

"Estamos construyendo un piloto automático para dar a los conductores mayor confianza detrás del volante, aumentar su seguridad en la ruta y hacer de la conducción algo más disfrutable", dijo un vocero de Tesla.

Un estudio reciente de la universidad de Stanford halló que una alerta de dos segundos (más de lo que los conductores de Tesla tienen garantizado) no fue suficiente para que los conductores pudieran retomar el control de un vehículo que cambia de modo autónomo a modo manual. El estudio de Stanford –llevado adelante en un laboratorio para simular la conducción- halló que los sujetos de prueba precisaron cinco segundos de anticipación para poder retomar el control tranquilamente.

En otro estudio los investigadores también se fijaron en la habilidad del conductor para retomar el control luego de hacer una actividad secundaria, como mirar un video. Los hallazgos fueron similares: un aviso de dos segundos no fue suficiente, pero la mayoría de los conductores pudieron controlarse con un aviso con una anticipación de cinco a ocho segundos.

El problema es la naturaleza humana. Cuanto mejor la tecnología, la persona tiende a estar más cómoda y menos atenta a la tarea. El sistema de Tesla está diseñado para que los conductores mantengan sus manos en el volante con el fin de que se mantengan atentos a la ruta. Sin embargo, el sistema continuará operando si no hay manos en el volante. Periódicamente solicitará al conductor para que pongan de vuelta las manos en el volante, dependiendo de las circunstancias.

"Demasiada confianza puede ser un problema. El aburrimiento puede ser un problema. Las personas no necesariamente se comportarán de la manera más ideal", dijo Brian Mok, uno de los investigadores de Stanford. "Si se llega a un área donde las marcas del carril faltan o están mal, el piloto automático necesitará que tomes el control del volante".

Si bien Tesla dijo que confía en su sistema, reconoce que todavía no es perfecto.

En relación con la seguridad de los peatones y los ciclistas, el CEO de Tesla, Elon Musk, dijo este miércoles que los vehículos de su marca "deberían frenar antes de chocarlos". Los vehículos, dijo "deberían poder lidiar bien con ellos. Se debería ejercitar la precaución en estas primeras etapas".

Señales tempranas indican que es ilusorio esperar que los conductores de Tesla mantengan sus manos en el volante. Ya se puede encontrar una gran cantidad de conductores en YouTube manejando por todos lados sin sostener el volante. Tal vez irónicamente, los periodistas de tecnología a los que se les dio acceso temprano para probar los vehículos han sido los peores infractores.


Fuente: Matt McFarland / The Washington Post

Populares de la sección